El Gobierno nombra Jemad al general del aire Julio Rodríguez

  • El Ejecutivo completa la remodelación de la cúpula militar respetando el turno al frente de los ejércitos para evitar suspicacias y fija como reto modernizar las FAS

El teniente general del Ejército del Aire, José Julio Rodríguez, un militar de 60 años y experiencia tanto internacional como en las nuevas tecnologías, fue nombrado ayer nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) en sustitución de Féliz Sanz Roldán y entre sus objetivos estará consolidar el mando integral de las Fuerzas Armadas (FAS) desde un puesto que, según anunció la ministra de Defensa, Carme Chacón, queda a partir de ahora reforzado.

"El nuevo Jemad contará con instrumentos y facultades precisos para garantizar el mayor nivel de seguridad y eficacia en el cumplimiento de las misiones de nuestras Fuerzas Armadas de modo integral", dijo la ministra en el Congreso hace tres semanas, cuando anunció la renovación de la cúpula militar.

El general Rodríguez deberá atender las necesidades militares de forma global, según indicó Chacón, y controlará una nueva red de mando para modernizar los sistemas de información y una fuerza conjunta de reacción rápida que involucrará a los tres ejércitos. El Consejo de Ministros dio luz verde a este nombramiento y también a los de los nuevos mandos militares. De este modo, junto al general Rodríguez, estará Fulgencio Coll, nuevo Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME); José Jiménez Ruiz, nuevo Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), y el almirante Manuel Rebollo, nuevo jefe del Estado Mayor de la Armada (Ajema).

Todos ellos tendrán por delante la modernización de un ejército que Chacón quiere pasar de 126.000 a 130.000 efectivos y que se regirá por una nueva directiva de Defensa Nacional que incluirá una Estrategia Integral de Seguridad y Defensa que aspira a dar respuesta a los retos globales compaginando enfoques y recursos no sólo militares sino civiles, diplomáticos y de cooperación.

La titular del Departamento de Defensa se trasladó el pasado jueves al Palacio de la Zarzuela para informar al Rey de los cambios y, ayer, antes del Consejo de Ministros se fotografió en La Moncloa con los nuevos mandos y el presidente del Gobierno. Cambiar la cúpula miliar es algo habitual de todos los gobiernos y la ministra quiso respetar la ley no escrita sobre los turnos al frente de las FAS -ahora le tocaba a un oficial del Aire ocupar este puesto- para evitar suspicacias entre los tres ejércitos.

Tanto la vicepresidenta del Gobierno como la ministra de Defensa alabaron la labor de toda la cúpula saliente y sobre todo del hasta ahora Jemad, Félix Sanz, un militar con el que Chacón dijo seguir contando, aunque no especificó desde qué puesto.

El almirante Rebollo era el número dos de la Armada. Estuvo destinado en el Estado Mayor de la Armada, en el Estado Mayor Conjunto y en la Escuela de Guerra Naval. Fue comandante del buque escuela Elcano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios