Defensa garantiza que en junio no quedarán bombas de racimo

  • El Gobierno se anticipa a los plazos del Tratado de Dublín con la destrucción de 100 municiones

España habrá desmilitarizado su arsenal de bombas de racimo dentro de siete meses, en junio de 2009, tal y como se encargó ayer de anunciar la ministra de Defensa, Carme Chacón, durante una visita a la empresa Fabricaciones Extremeñas (FAEX), responsable de llevar a cabo este proceso.

Según explicó la ministra, en esa fecha "sólo quedarán en nuestros arsenales aquellas bombas estrictamente necesarias para que nuestros zapadores e ingenieros aprendan a desactivarlas".

Además, España se ha situado a la cabeza de los países que acordaron la erradicación de las bombas de racimo con la destrucción, antes de los plazos previstos, de las 100 primeras municiones de este tipo.

Con el inicio de la destrucción de estas municiones, España se anticipa a los plazos formales previstos en el Tratado aprobado el pasado 30 de mayo en la Conferencia Diplomática de Dublín, un documento suscrito por 111 Estados que obliga a los países firmantes a erradicar las bombas de racimo de sus arsenales en el plazo de 12 años.

"Nosotros queríamos ir más rápido en la eliminación de unas municiones que consideramos ya inaceptables", afirmó la titular de Defensa.

España aplica el tratado de forma anticipada mediante una directiva del 31 de julio, momento en el que quedó prohibido el empleo operativo o en maniobras de las bombas de racimo por parte de las Fuerzas Armadas españolas, así como el desarrollo y adquisición de este tipo de municiones.

El Gobierno inició ya los trámites para la destrucción del arsenal existente, para lo cual el Ministerio de Defensa ha suscrito un contrato con la empresa Fabricaciones Extremeñas, S.A. (FAEX), que ya ha comenzado el proceso de desmontaje y destrucción de dichas municiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios