Corbacho afirma que sería "irresponsable" legalizar a los que llegan en patera

  • El ministro de Trabajo asegura que su regularización provocaría que "vengan en cayuco, en piragua y al final en neumático"

Comentarios 2

Regularizar la situación administrativa de los inmigrantes que han sobrevivido a tragedias como la de las pateras de Almería y Granada de días atrás sería "una irresponsabilidad" por parte del Gobierno y generaría una publicidad indeseada en los países de origen, en opinión del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, quien cree que esa medida provocaría que "primero vengan en cayuco, luego en piragua, al final en neumático, y al final la mayoría queden en el mar".

Coincidiendo con una nueva llegada de dos pateras a La Gomera y Tenerife, Corbacho zanjó la polémica de forma clara: "La posición del Gobierno es que el venir en un cayuco no es de ninguna de las maneras un motivo para una regularización", dijo, en declaraciones a los periodistas. Advirtió que "puede haber un caso entre un millón" que pueda tener una consideración diferente, pero será "ante unas circunstancias singulares, que se habrán dado en ese caso, pero que seguramente no se darán más".

Corbacho respondía así a las dudas expresadas en la Comisión de Trabajo por los portavoces del PP y de CC, que habían advertido que regularizar a los supervivientes de tragedias de naufragios, por haber perdido a familiares y por ser mujeres en estado de gestación, generaría un "efecto llamada" en los países de origen.

En lo que va de año han llegado en patera a las costas españolas 4.373 personas, según informó durante su comparecencia. "No me siento indiferente ante el drama de quien llega en esas circunstancias", dijo, pero advirtió de que "sería irresponsable" si la decisión que se adoptara no fuera la de retornar al extranjero al ilegal. "Haríamos lo contrario de lo que debemos", manifestó.

El ministro anunció también el inicio en septiembre de una gira por los principales países de origen y tránsito de la inmigración para "reforzar la cooperación y hacer más eficaz la gestión de los flujos". Opinó que, junto a los acuerdos bilaterales en gestión de flujos y los de cooperación, "son fundamentales" los acuerdos de readmisión, que son los que permiten la repatriación de extranjeros que pretenden entrar de forma ilegal y que ya existen con Marruecos, Portugal, Francia, Argelia, Mauritania y Guinea Bissau. Informó de que se están negociando otros acuerdos bilaterales de gestión de flujos de trabajadores con Bolivia, Moldavia, Ucrania y Paraguay, similares a los existentes con Colombia, Ecuador, Marruecos, República Dominicana, Rumanía, Bulgaria, Filipinas, Senegal y El Salvador.

Las críticas llegaron de la mano del portavoz del PP, Rafael Hernando, que cargó duramente contra la política de inmigración del Gobierno y aseguró que la pasada legislatura fueron "cuatro años de regularización masiva, de papeles para todos". El diputado popular avisó también de que "es difícil de que un país integre a tantas personas en tan poco tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios