Confirman la multa de 2.700 euros por quemar fotos del Rey

  • El juez afirma que ambos sabían que delinquían porque "iban con el rostro cubierto"

El juez de la Audiencia Nacional José Luis de Castro confirmó ayer la condena de 15 meses de prisión sustituible por una multa de 2.700 euros para dos jóvenes, interpuesta antes por otro juez y anulada porque no les dejó expresarse en catalán durante el juicio. El magistrado ratifica que Jaume Roura y Enric Stern quemaron fotografías de los Reyes en una manifestación el 13 de septiembre de 2007 con ánimo de "menospreciar y vilipendiar".

El juez central de lo Penal dice que "es obvio" que los acusados querían mostrar su rechazo a la Monarquía quemando las fotografías y colocándolas boca abajo "deliberadamente". El magistrado asegura que el comportamiento de los acusados no puede englobarse dentro de la libertad de expresión, que tiene unos límites que los acusados "han sobrepasado". La sentencia explica que el delito no lo cometen por manifestarse pacíficamente, corear gritos y portar pancartas antimonárquicas -actos que forman parte de la libertad de expresión- sino por quemar las fotos.

De Castro considera que Stern y Roura eran "conscientes" de que delinquían, "pues nadie oculta el rostro si no considera que realiza un acto ilícito, máxime cuando el resto de manifestantes iban con el rostro descubierto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios