Chacón insta a acelerar las primarias y Rubalcaba replica que "cuando toque"

  • La ex ministra advierte que el PSOE "no puede dar la impresión de que se da todo el tiempo entre tanta destrucción" · El secretario general insiste en que el candidato se elegirá cuando se "vislumbren" las generales

Un día después de que la Ejecutiva Federal del PSOE cerrara la puerta a celebrar antes de dos años las primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno en los próximas elecciones legislativas, la ex ministra de Defensa Carme Chacón advirtió ayer a su partido que "no hay tiempo ante tanto sufrimiento y tanta destrucción", aunque el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, le replicó que las primarias se celebrarán "cuando toque".

Estaba cantado que tras los últimos fracasos electorales cosechados por el PSOE, que se ha situado con un respaldo electoral en torno al 14%, Carme Chacón, derrotada por Pérez Rubalcaba en el XXXVIII Congreso Federal por 22 votos, saltaría a la palestra para demostrar a los suyos que está viva políticamente y que aún aspira a coger las riendas del socialismo democrático español, ya sea a través de unas primarias que la conviertan en la candidata a la Presidencia del Gobierno en los próximos comicios legislativos o a través de un Congreso Extraordinario que la lleve a sentarse cuanto antes en el primer sillón de Ferraz.

La política catalana dio el salto ayer mismo, un día después de que la Ejecutiva Federal decidiera que el PSOE no celebrará primarias antes de dos años.

En un desayuno informativo capitalino, aprovechando la presentación del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, Chacón puso en pie pared: "No hay tiempo". Y lo explicó: "En nuestro país nunca se ha destruido tanto en tan poco tiempo, ni en tan poco tiempo se ha causado tanto dolor y tanto sufrimiento. La historia se ha acelerado: hoy un año equivale a lustros de otras épocas. El socialismo no puede dar la impresión de que en medio de tanta destrucción y sufrimiento acelerado se da todo el tiempo del mundo porque mucha gente no lo tiene".

La ex ministra de Defensa defendió la necesidad de "buscar fórmulas de ser relevantes para el destino de España sin ser alemanes". Previamente, reconoció la dependencia de la economía española de Alemania, pero rechazó que, "más allá de los deseos de victoria del SPD ( socialdemócratas alemanes)", haya que esperar a ver qué ocurre en los comicios de 2013 en este país.

Chacón advirtió también contra una derecha que no sólo hace recortes. En su opinión, estos son "sólo una parte de la política de derecha". "Convertir en mercancías la sanidad, la educación y la justicia es una apuesta política dura, como lo es alentar el conflicto territorial y lingüístico, como lo es volver a la religión obligatoria en las aulas, como es perseguir a las mujeres que abortan", agregó.

Tras ensalzar la figura de Belloch, a quien elogió por ser el primer alcalde que "dio la orden a la Policía de no colaborar en las órdenes de desahucio", el primer edil zaragozano le correspondió situándola como "alternativa" a Pérez Rubalcaba y como "futura presidenta del Gobierno". Y rechazó el acuerdo de la Ejecutiva Federal de aplazar las primarias. "No se puede esperar hasta el último segundo, volverse a cruzar de manos y esperar que pase el tiempo… El partido no tiene un solo día para esperar", añadió.

Además, el alcalde de Zaragoza abogó por unas primarias a la francesa, en la que hasta los simpatizantes puedan votar. "Una cosa es no tener prisa para volver a las instituciones y otra cosa es que nos quedemos quietos. Hay que empezar a actuar desde ya, no tenemos un año de plazo ni un mes", sentenció.

En la otra punta de Madrid, en los estudios de una emisora de radio, el líder socialista afirmaba que las primarias serán "cuando toquen". Y puso como ejemplos lo ocurrido en Francia e Italia, donde se han celebrado cuando "las elecciones se vislumbran".

Asimismo, el político cántabro advirtió que un partido de gobierno debe dejar de hablar de sí mismo y "hablar de lo que le pasa a la gente".

Además, el secretario general del PSOE confirmó que el proceso electoral interno votarán los no militantes, y defendió un socialismo embarcado en un "reformismo radical" y capaz de replantearse "muchas cosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios