"Me gusta dormirme viendo las etapas del Tour, yo la siesta no la perdono"

-¿Está dispuesta a quitar algas de las aguas olímpicas de China?

-La invasión de algas ha sido donde se disputarán las pruebas de Vela. El Remo no sé dónde se hará.

-¿Recogió chapapote del Prestige con Suso, su novio gallego y olímpico?

-Estábamos fuera de Galicia.

-Remando en los Juegos de Atenas 2004, ¿pensaba en Ulises solo en la mar con Penélope teje que teje?

-No creo en las mitologías. En mi caso, Penélope y Ulises van siempre juntos. No tengo nunca la sensación de ir dejando a nadie atrás.

-¿Se enfadó su novio por quedar duodécimo en Atenas y usted sexta?

-Enfadado, no, pero triste sí, porque llegaron en muy mala situación física. Llegaron todos los equipos pasados de rosca porque se volvieron locos en los entrenamientos.

-En El imperio del sol, dice Ballard que cuando los japoneses invadieron China se quedaron sin papel para los planos. ¿Le abruman las dimensiones de China?

-Más que las dimensiones, porque nos van a mover por la Villa Olímpica y no creo que salgamos de ese parque de atracciones, me asusta un poco el país. Un país que estaba muy cerrado, que oculta mucho, que no es claro.

-Su madre es una de las activistas contra el botellón de la Alameda. ¿Ha perturbado sus sueños olímpicos?

-No, porque he pasado casi todo el año fuera de Sevilla. Además, mi habitación da al patio de la casa. La de mi madre, sin embargo, da a la Alameda, y allí no hay quien duerma.

-¿Cómo se enteró de que iba a Pekín?

-Estaba durmiendo la siesta en el sofá de mi casa de Tuy. Fernando Climent, presidente de la Federación Española (sevillano, fue medalla de plata en Los Ángeles 84), llamó por el móvil del presidente de la Gallega al móvil de mi novio. Yo estaba rendida y me pilló aturdida.

-¿Le han puesto el listón muy alto con la Eurocopa?

-A mí ese tipo de presiones no me llega. La presión la llevas y te la pones tú.

-¿Qué le dice 55 días en Pekín?

-Una película de Charlton Heston. En Ben-Hur sí está bien, pero no es uno de los mejores actores. Y como persona su relación con la Asociación del Rifle no me despierta mucha simpatía.

-Canadiense de cuna, como McLuhan y Leonard Cohen.

-El primero no me suena. Leonard Cohen, sí. Un poco aburrido para mi gusto.

-Un cardiólogo la descartó para el deporte por un soplo de corazón...

-Me hicieron una auscultación en el colegio Aljarafe, en séptimo o en octavo de EGB. Y vieron que era una cosa funcional. Un soplo, un ruido. Yo por entonces quería hacer atletismo, pero una amiga me dijo que era un rollo y que el remo era más completo.

-De aperitivo preolímpico, el Tour de Francia. ¿Lo ve?

-Me gusta, aunque me quedo dormida en la mayoría de las etapas. Yo la siesta no la perdono.

-¿Es duro quedarse sin vacaciones?

-En absoluto. Eso de las vacaciones te preocupa cuando eres más joven. Yo ahora lo que quiero es entrenarme y machacarme. Ya cogeré las vacaciones en octubre, porque en septiembre son los Europeos de Atenas.

-Estar en tres Juegos ya es ser de la élite del deporte...

-Yo soy de Ciencias, pero no me van las estadísticas. Me gusta más el razonamiento científico que la memoria.

-Atlanta es la Coca-Cola; Atenas, la democracia. ¿Y Pekín?

-Los monstruos. China es una cultura milenaria, pero da miedo. China ha puesto un cebo y han caído todos. Como eran los más baratos... Cuando tengan más poder, pueden adueñarse de la economía mundial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios