La plantilla de Ebro Puleva se niega a que Azucarera pase a manos extranjeras

  • Los trabajadores apuestan por mantenerla en el grupo o escindirla y sacarla a Bolsa

Los trabajadores de Azucarera Ebro, filial de Ebro Puleva, reclamaron ayer al Gobierno que impida "por todos los medios" la venta de esta división a un grupo extranjero y a que apueste por el mantenimiento de esta línea en el seno del grupo o por su escisión y salida a Bolsa.

En el caso de que finalmente se opte por la segregación, tanto la Administración central, a través de la SEPI, como las cajas de ahorros castellanas con participación en el capital (Caja Duero y Caja España), "deberían desinvertir en el holding y pasar a la azucarera toda su participación actual en Ebro", según apuestan los integrantes de la sección sindical de UGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios