El negocio de Caja Madrid se ralentiza en Andalucía al crecer un 13% hasta junio

  • La entidad alcanza los 11.950 millones gracias a la captación de depósitos, nuevo motor frente a la inversión crediticia

Caja Madrid también nota en sus cuentas andaluzas el impacto de la desfavorable coyuntura económica. La caja de ahorros cerró el primer semestre del año con un crecimiento en la región del 13%, hasta los 11.950 millones de euros, lo que supuso una clara ralentización del negocio con respecto a los años precedentes. En el mismo periodo de 2007, la entidad logró un avance del 19%, mientras que, en 2006, el alza fue aún mayor, del 34%.

Asimismo, la crisis también ha repercutido claramente en el motor de ese crecimiento. Si hasta el año pasado la inversión crediticia ejercía de tirón de la facturación, puesto que el ritmo de concesión de préstamos duplicaba al de captación de recursos, entre enero y junio de 2008 el panorama ha dado un giro de 180 grados: ahora son los depósitos captados los que impulsan el negocio.

Concretamente, los recursos gestionados se incrementaron un 23% en el primer semestre del año, lo que supuso una captación cercana a los 500 millones, hasta los 2.419 millones. Sin embargo, en 2007, esta cifra sólo se incrementó un 12% y, en 2006, un 17%. Caja Madrid atribuye este éxito al "firme crecimiento de las imposiciones a plazo", entre las que destacan depósitos de alta remuneración, como el Depósito Sentido y Sensibilidad, el Depósito Relájate y Disfruta yel Nuevo Depósito Suma.

Sin embargo, el capítulo de los créditos a clientes sólo creció un 12%, la mitad, hasta los 8.660 millones, un avance significativamente inferior al registrado por la entidad en el mismo periodo de años precedentes, el 21% en 2006 y el 32% en 2007. Este crecimiento se explica por el impulso del crédito a empresas, que se anotó un aumento del 28%, "fruto de las permanentes iniciativas enmarcadas en el Plan Empresas de Caja Madrid", según indicó la entidad. En este aspecto, también ha habido un trasvase de fuerzas en la entidad, ya que, hasta el año pasado, los particulares eran los que tiraban de la cartera crediticia.

Durante el último año, Caja Madrid ha aumentado su red comercial en Andalucía un 12%, lo que supone la apertura de 29 puntos de venta en los últimos doce meses. Con ello, finalizó el primer semestre con 264 sucursales. De ellas, 161 son oficinas propias y otras 103 Oficinas de Distribución Bancaria, conocidas como ODB, nacidas de la alianza estratégica con Mapfre. Éstas forman parte de la red de Mapfre, pero actúan como puntos de distribución de los productos y servicios de la entidad presidida por Miguel Blesa.

La mayor presencia de Caja Madrid en la comunidad también se ha traducido en un incremento de su plantilla, hasta los 664 trabajadores. Desde junio del pasado ejercicio, la entidad ha contratado a 85 personas, lo que supone un incremento del 14,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios