La luz sube una media de un 3,4% a partir del 1 de enero

  • El Gobierno tiene potestad para revisar las tarifas eléctricas cada tres meses, por lo que pueden volver a subir o bajar a lo largo de 2009.

Comentarios 2

Las tarifas eléctricas de baja tensión, cuyo precio fija el Gobierno y que afectan a más de 25 millones de clientes domésticos y pymes, subirán el próximo 1 de enero un 3,4 por ciento de media, informó el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Al mismo tiempo, el departamento que dirige Miguel Sebastián ha anunciado que ha logrado un acuerdo con las empresas eléctricas para eliminar durante la actual legislatura la generación crónica de déficit tarifario (situación que se produce cuando los ingresos por las tarifas son insuficientes para cubrir los costes del sistema eléctrico).

La subida del recibo de la luz para un consumidor doméstico tipo (con una potencia contratada de entre 2,5 y 5 kilovatios -KW-, segmento en el que hay 13,6 millones de los hogares) será del 3,34 por ciento, lo que equivale a unos 0,92 euros mensuales.

El recibo de la luz para los clientes con potencias contratadas inferiores a 1 KW (unos 297.000) se encarecerá el 2,35 por ciento, unos 0,11 euros mensuales, mientras que para los que tienen contratados entre 1 y 2,5 KW el incrementó será también del 2,35 por ciento, 0,43 euros al mes.

Los 5,2 millones de consumidores con potencias de entre 5 y 10 KW deberán afrontar una subida del 4,1 por ciento, 2,07 euros al mes, mientras que los cerca de 700.000 con entre 10 y 15 KW verán cómo su recibo sube el 4,7 por ciento, 5,83 euros mensuales. Si se toma como referencia el conjunto de los consumidores domésticos, la subida media es de 1,12 euros mensuales, un 3,5 por ciento. Por último, las pymes (más de 15 KW contratados) afrontarán subidas del 2,8 por ciento.

Según explica Industria, las tarifas para cada tipo de consumidor se han acordado teniendo en cuenta un criterio de progresividad.

La subida acordada por Industria es ligeramente inferior a la media prevista para la baja tensión en la propuesta de revisión de tarifas (3,5 por ciento) remitida hace unas semanas a la Comisión Nacional de Energía (CNE), y muy inferior al 30 por ciento planteado por el regulador energético.

Las tarifas de alta tensión, segmento de mercado en el que sólo queda regulada un tipo de tarifa para clientes con gran consumo de energía (G.4), suben un 3,8 por ciento.

El Gobierno tiene potestad para revisar las tarifas eléctricas cada tres meses, por lo que el recibo de la luz puede volver a subir o bajar a lo largo del año 2009.

El departamento que dirige Miguel Sebastián indica que la revisión tarifaria permitirá atajar el déficit tarifario una vez que se ha alcanzado un acuerdo global con las compañías eléctricas para acabar con el problema.

El acuerdo, cuyos detalles y calendario se están perfilando, se materializará en un conjunto de actuaciones puestas en marcha por las eléctricas y el Gobierno durante la actual legislatura. La revisión tarifaria estaba condicionada a alcanzar un acuerdo con las eléctricas sobre el déficit.

Sebastián ha señalado en varias ocasiones que el objetivo del Ejecutivo es modificar un modelo retributivo que genera déficit de tarifa de forma crónica con la colaboración de todas las partes implicadas: consumidores, empresas y Administración.

Por otro lado, tal y como estaba previsto el gas natural bajará en el primer trimestre del año el 3,6 por ciento, dijeron fuentes del sector energético. Las tarifas del gas se revisan trimestralmente mediante una fórmula que tiene en cuenta, entre otras cuestiones, el precio de la materia prima y la cotización del euro respecto al dólar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios