La industria sigue en caída libre y sufre el mayor batacazo de su historia

  • La actividad industrial se derrumba un 12,8% en octubre, un recorte inédito en los últimos 15 años · La producción de vehículos es el segmento más golpeado, con un desplome del 29%, por la crisis que vive

La crisis parece cebarse con todos los sectores, incluso con el que estaba llamado a convertirse en motor de la economía tras el batacazo de la construcción. Y es que la producción industrial en España registró en octubre su sexta caída consecutiva y el mayor desplome de su historia. En concreto, descendió un 12,8% con respecto al mismo mes del año pasado, según el Instituto Nacional de Estadística. En este contexto, la actividad más golpeada fue la fabricación de vehículos de motor (el 29,2%) por la fuerte crisis que vive tras la caída récord de ventas. En este contexto, Andalucía registró un descenso similar al nacional, del 11,1%.

El Índice General de Producción Industrial (IPI) descendió un 11,2% en octubre respecto al mismo mes del año anterior y un 12,8% al descontar los efectos de calendario. La actividad experimentó, así, su sexta caída consecutiva y la mayor en 15 años dentro de la serie corregida de calendario, que se inicia en enero de 1993. Hasta ahora, la mayor disminución se había registrado el pasado junio, con una tasa negativa del 9,2%.

Casi todas las actividades experimentaron descensos en su producción en octubre, destacando la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, que registró una caída del 29,2%, en línea con la difícil situación que vive el sector del automóvil y la desaceleración del consumo. En septiembre, la reducción en esta actividad fue del 10%.

Pero también se registraron disminuciones superiores al 20% en la fabricación de otros productos minerales no metálicos (-24,9%), la industria de la madera y el corcho (-22,5%), la extracción de otros minerales excepto productos energéticos (-22,2%), y el curtido del cuero y la fabricación de artículos de marroquinería y viaje (-20,9%).

Las únicas actividades cuya producción aumentó en octubre fueron coquerías y refinos de petróleo (9,3%), fabricación de otro material de transporte (6,9%), industria del tabaco (1,4%) y fabricación de equipo e instrumentos médico-quirúrgicos (0,8%).

Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto a octubre del año anterior fueron del -6,2% para los bienes de consumo (-17,9% para los de consumo duradero y -4,1% para los no duraderos), del -12,2% para los bienes de equipo, del -17,7% para los intermedios y del -1,4% para la energía.

Por lo que se refiere al acumulado anual, la tasa media del IPI descendió un 4,6% en los diez primeros meses del año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Atendiendo al destino económico de los bienes la caída fue del -4,1% para los bienes de consumo (un -11,4% para los de consumo duradero y un -2,8% para los no duraderos), del -2,6% para los bienes de equipo, del -8,4%. Las actividades que experimentaron las mayores subidas fueron las de fabricación de material electrónico, de equipo y aparatos de radio, televisión y comunicaciones (17,7%), y la fabricación de otro material de transporte (11,3%). Por el contrario, las que más cayeron fueron la fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos (-24,5%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios