Una experta avisa de que no hay sufucuente uranio para que las nucleares sustituyan al petróleo y carbón

  • La catedrática de la UNESCO afirma que la solución para paliar la dependencia energética y el cambio climático está en una 'combinación entre la energía nuclear y la solar'

La catedrática UNESCO de Economía y Matemáticas de la Universidad de Columbia, Gabriela Chichilnisky alerta de que "no hay suficiente combustible" procedente de la energía nuclear en el mundo, el uranio, para reemplazar al petróleo y al carbón, pero sí energía solar "cien veces más que suficiente" para sustituirlos.

 En declaraciones a Europa Press, la "promotora de la figura financiera de los mercados de compra de derechos de emisiones"   La investigadora calificó la situación española de "excelente", ya que tiene una tecnología solar "muy avanzada". "Usar la energía solar térmica que existe en España sería competitivo frente al uso del carbón en cuanto a la producción de electricidad. De esta manera el país tendría un lugar económico muy importante usando la energía solar térmica y las renovables, y serviría de ejemplo para otros países europeos, porque también reduciría sus emisiones".

 Según Chichilnisky, existen dos soluciones para combatir el cambio climático,  que ella mismo ha propuesto recientemente al Fondo Monetario Internacional (FMI): las nuevas tecnologías y mercados derivados del mercado de carbono.

Así, propuso que se trasladen mercados de opciones de futuro, como los que ya existen en otros campos, como en el petróleo, al del carbono.

Por el contrario, el director de Estudios del European Enterprise Institute, Chris Horner, consideró que el Protocolo de Kyotoha fracasado porque ha generado sistemas complejos, que las instituciones y los gobiernos no han sabido desarrollar. Los dos expertos participarán esta tarde en un debate organizado por la Fundación Rafael del Pino sobre el cambio climático.

Horner, apuntó que para combatir el cambio climático es necesario enfocar las acciones en los gobiernos, en las instituciones internacionales, en los avances tecnológicos, en la adaptación a la nueva situación, atendiendo a las infraestructuras, a la automovilística.  "Los gobiernos tienen que sentar unos estándares de eficiencia dentro de los sectores energéticos. No pueden pretender que manteniendo las mismas medidas se recojan diferentes resultados en cuanto a reducciones de CO2. Hay que escuchar a los países que están intentando reducir sus emisiones y conseguir los estándares establecidos por la ONU", explicó.

Finalmente, advirtió de que en España se están perdiendo puestos de trabajo "por culpa del incremento de los gases de efecto invernadero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios