Las cajas rompen su alianza en el accionariado de Sacyr

  • Manuel Azuaga dimitirá como consejero en representación de BMN, Bankia, Unicaja y NCG

Las cajas de ahorros presentes en el accionariado de Sacyr, Caja Ávila (Bankia), Caja Murcia (Grupo BMN), Unicaja y NCG Banco -que controlan el 12,5 % de la compañía-, han modificado el acuerdo de sindicación que tenían suscrito de forma que cada entidad podrá disponer libremente de sus acciones. La participación que estas entidades suman en el grupo que preside Manuel Manrique está valorada en unos 82,4 millones de euros en función de los actuales precios del mercado. Dos de ellas (Bankia y NCG Banco) están nacionalizadas y una tercera (BNM), a punto de pasar a estar controlada por el Estado.

Según informó ayer la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Participaciones Agrupadas -que unificaba la participación de las cuatro entidades (7,7%)- NCG Corporación Industrial y Unicaja Banco -ambas participaciones directas- han alterado el acuerdo de sindicación que suscribieron en abril de 2010 de forma "no extintiva".

En virtud del acuerdo -que tendrá efectos a partir del próximo 1 de enero-, el consejero por Participaciones Agrupadas, Manual Azuaga Moreno, dimitirá de su puesto en el máximo órgano de representación de Sacyr y de sus sociedades en los próximos 20 días.

Fuentes financieras señalaron que la disolución del sindicato de accionistas puede estar motivada por la necesidad de algunas entidades de vender sus participaciones industriales por las existencias impuestas por Bruselas para percibir las ayudas europeas con la finalidad de reforzar su capital. Las mismas fuentes apuntaron que la operación, en el medio y largo plazo, es buena para Sacyr, dado que aumentará su free float (porcentaje de su capital que fluctúa en Bolsa) y despejará la incertidumbre que existía sobre la participación de los bancos nacionalizados en su capital social. En el caso de NCG Banco, la entidad se ha desprendido en los últimos meses acciones de la participación que ostentaba en Sacyr de forma directa e individual, al margen del pacto. A finales de noviembre ya había vendido un 3,3% de la constructora por unos 22 millones de euros.

En el supuesto probable de que las cajas decidan salir del accionariado de Sacyr, ésta desinversión se hará en bloque para no afectar de forma negativa a la acción, cuyos títulos registraron ayer al cierre de la sesión la segunda mayor subida del Íbex, un 2,9%, hasta intercambiarse a 1,5 euros por acción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios