Sando recorta un tercio su deuda gracias a un acuerdo de refinanciación

  • Deja su pasivo en 704,7 millones tras reducirlo en 361,7 · Tendrá un periodo de carencia de capital de cinco años

La empresa de construcción Sando, una de las más importantes de Andalucía y la principal en Málaga, comunicó ayer en una nota enviada a los medios que ha alcanzado un acuerdo de refinanciación de su deuda para un periodo de cinco años, por el que la reduce en 361,7 millones de euros. Así, la entidad que preside José Luis Sánchez Domínguez sitúa su pasivo en 704,7 millones de euros. Eso supone una reducción del 33,92% del la deuda, situada hasta ahora en 1.066,4 millones.

En virtud de este acuerdo, la compañía de construcción separa además el área de construcción de los riesgos inmobiliarios, según informó la empresa. En concreto, el acuerdo le otorga un periodo de carencia de capital de cinco años (se amortiza durante ese tiempo la devolución del capital, no de los intereses), es decir, una financiación bullet a vencimiento en 2017. Asimismo, proporciona líneas de circulante al área de construcción por más de 220 millones de euros.

Además, una parte de esta deuda se ha convertido en deuda de carácter participativo con el objetivo de reforzar la solvencia a largo plazo del grupo de empresas que componen Sando.

La reestructuración financiera se ha suscrito con un sindicato bancario que ha recibido, a cambio, activos inmobiliarios de la compañía. La operación ha contado con el asesoramiento de Deloitte, Clifford Chance y Cuatrecasas.

Sando considera que esta operación dota al grupo de la estabilidad financiera necesaria para su viabilidad durante los próximos años, de acuerdo con su plan de negocio, orientado a la construcción de obra civil dentro y fuera del país.

Sando ha orientado su actividad al ámbito internacional en los últimos años, y tiene una fuerte presencia en países como Polonia. La pasada semana finalizó la construcción de la autovía S-7 entre Olsztynek y Nidzica, una infraestructura consiste en la construcción de 31,2 kilómetros de autopista de doble calzada con un presupuesto cercano a los 300 millones de euros. La nueva vía mejora las carreteras S7 y S51, dos de las vías principales de comunicación en Polonia. También se ha hecho con la remodelación de una línea ferroviaria en el centro de Polonia, por un importe de 10,6 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios