El OEA prevé que Andalucía recupere en 2018 el PIB que tenía antes de la crisis

  • El Observatorio Económico de Andalucía pronostica un crecimiento del 2,6%, igual que el español

  • El avance se basará en el consumo privado, beneficiado por el alza de los salarios

Los expertos del Observatorio Económico de Andalucía (OEA) prevén un crecimiento de la región para 2018 del 2,6% del Producto Interior Bruto (PIB), exactamente igual que la economía española, con lo que "se recuperarían niveles de 2008". La tasa de crecimiento del empleo será similar a la del PIB.

En su informe de coyuntura económica del último trimestre de 2017 y previsiones de 2018, presentado ayer en Sevilla, el Observatorio cifra en un 3% el crecimiento de la economía andaluza en el ejercicio pasado, una décima menos que la española.

Para el primer trimestre de 2018 estima un crecimiento del 0,7 % del PIB andaluz, similar al del último trimestre de 2017, según el panel este organismo, que se realiza en colaboración con de la Fundación Cámara y con el apoyo técnico de la Universidad Pablo de Olavide.

Precisamente el profesor de la Pablo de Olavide Manuel Alejandro Hidalgo explicó que el buen comportamiento de la economía andaluza durante 2017 se ha apoyado en el consumo de las familias, aunque más moderado que en España; en las exportaciones -que, sobre todo, han mejorado a finales de 2017-; en el consumo de los turistas y en la inversión privada.

También ha mostrado una evolución positiva, aunque más débil, el consumo público, si bien la licitación oficial ha crecido un 32% en 2017 respecto año anterior, con la salvedad de que en 2016 se alcanzaron mínimos histórico en este indicador, precisó el profesor Hidalgo.

El sector servicios, sobre todo la hostelería y el transporte, ha sido el más dinámico, así como las industrias energética y extractiva, y se mantiene el repunte de la construcción residencial y de la obra pública.

Para 2018, el Observatorio Económico de Andalucía prevé que la economía andaluza mantenga un comportamiento similar a la española y que recupere el nivel del PIB anterior a la crisis, en torno a 150.000 millones de euros, según explicó el presidente del OEA, Francisco Ferraro.

No obstante, apuntó que el PIB per cápita en Andalucía se aleja de la media nacional al crecer menos la economía andaluza.

El crecimiento económico en 2018 se apoyará, igual que en 2017, en el consumo privado, en el que a su vez influirá una previsible subida de los salarios, en un crecimiento de la inversión y en menor medida en el consumo público. Todos los sectores contribuirán de forma positiva al crecimiento, especialmente la construcción tanto por las viviendas como por la obra pública, y el turismo.

Según el OEA, el proceso de reducción de paro continuará a un nivel similar al aumento del PIB, dado que el aumento de la actividad y el empleo se producirán probablemente en actividades poco intensivas en capital físico y conocimiento.

La economía española seguirá este año su fase de recuperación con un papel protagonista entre los grandes países europeos y los principales riesgos vienen de la mano de Cataluña, aunque "son de menor intensidad que hace unos meses", según Ferraro.

Asimismo, el Observatorio señala la persistencia de problemas estructurales en la economía española como el elevado nivel de paro, el futuro de las pensiones y la financiación autonómica, que no se han abordado por la situación política pero que suponen "incertidumbre en el ámbito político-económico".

El informe dedica un capítulo especial a analizar los datos del riesgo de pobreza en Andalucía, que aumenta menta más intensamente a partir de 2013, lo que da cuenta de una recuperación que aún no ha resuelto este problema. Por su parte, el peso de los hogares que afirman tener "importantes carencias" tocó techo en 2014, "siendo más que evidente su caída desde entonces".

El informe apunta "el mayor peso que Andalucía muestra en ambas variables", pone de manifiesto que tanto la estructura económica como su elevada tasa de paro "provocan una mella considerable en el bienestar de una buena parte de las familias andaluzas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios