Madoff queda bajo arresto domiciliario y controlado por GPS

  • Nuevas gestoras españolas reconocen una exposición al fraude de más de 12 millones

El financiero de Wall Street Bernard Madoff deberá permanecer bajo arresto domiciliario en su exclusivo apartamento de Nueva York, valorado en 7 millones de dólares, y portará un brazalete electrónico para que las autoridades sepan en todo momento sus movimientos.

Así lo decretó ayer el juez federal Gabriel Gorenstein en respuesta a una petición cursada por la Fiscalía Federal del Distrito de Nueva York, en el marco de la investigación de lo que va camino de convertirse en una de las mayores estafas de la historia, que ascendería a 50.000 millones de dólares (38.000 millones de euros).

Las nuevas condiciones fueron negociadas entre los abogados defensores del financiero y los fiscales que llevan el caso para evitar su entrada en prisión, y también obligan a su esposa a entregar su pasaporte para evitar la fuga del país. Por otro lado, el fiscal general de EEUU, Michael Mukasey, se tuvo que inhibir del caso porque uno de sus hijos representa a uno de los ejecutivos de la empresa de Madoff presuntamente implicados en la estafa millonaria.

Paralelamente, en España, nuevas gestoras desvelaron que tienen activos en fondos gestionados por el inversor. Fonditel Gestión, gestora de fondos de inversión del grupo Telefónica, e Invercaixa, gestora de La Caixa, tienen en conjunto 10,78 millones de euros expuestos, según informaron a la CNMV. Además, otras gestoras como Caja Ingenieros Gestión y Valira Asset Management, y las sicav's Azaren Inversiones y Bursátil 2000 declararon inversiones que ascienden a más de 1,7 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios