Lukoil rebaja sus pretensiones y negocia la compra de un 20% de Repsol

  • Sacyr, La Caixa y Caixa Cataluña continuarían en el accionariado, por lo que la petrolera seguiría teniendo capital español

Lukoil, la segunda petrolera rusa, ha rebajado sus pretensiones y negocia actualmente la compra de hasta un 20% de Repsol en manos de Sacyr Vallehermoso, La Caixa y Caixa Cataluña, con lo que desiste de llegar al 29,9% del capital de la petrolera como pretendía inicialmente, informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de la negociación.

De este modo, y una vez descartadas otras alternativas, el actual marco negociador avanza hacia esta fórmula, por la cual Lukoil adquiriría un 10% de Repsol a Sacyr y el 10% restante a La Caixa y Caixa Cataluña, lo que permitiría que tanto el grupo constructor como la primera caja de ahorros española, que poseen un 20% y un 13% de la petrolera, respectivamente, siguieran en su capital, garantizando así su españolidad.

Aunque de momento el precio no ha trascendido, se da por hecho que estará muy por debajo de los 27 euros que se barajaron en un principio y que permitían a Sacyr salir de su aventura en el sector petrolero sin minusvalías, y no se prevé que supere los 22 euros por acción. 

El acuerdo alcanzado por Sacyr para vender su filial de concesiones de infraestructuras Itinere a un fondo de infraestructuras de Citi por más de 7.887 millones de euros ha dado oxígeno al grupo presidido por Luis del Rivero --rebaja su deuda de 18.000 a 12.000 millones-- y hace menos acuciante su salida de Repsol. De materializarse la operación en estos términos, el grupo ruso conseguiría una representación destacable en el consejo de administración de Repsol, con tres miembros de los 16 con que está compuesto, descartando así cualquier posición de control en la gestión.

Esta solución, aunque no respondería a todas las aspiraciones de Sacyr, lograría por un lado contentar al Gobierno español, al garantizar la permanencia de accionistas españoles de peso en el capital de Repsol, y por otro al presidente de la petrolera, Antonio Brufau, quien dejó claro en sus últimas intervenciones que una participación por debajo del 30% del capital no debe ser considerada como de control e instó a quien quiera ejercerlo a lanzar OPA sobre el 100%.

Lukoil se subrogaría en la parte que le correspondiera del crédito de más de 5.000 millones que un sindicato de 48 bancos concedió en 2006 a Sacyr para hacerse con Repsol, lo que no es óbice para que se exija al grupo ruso nuevas garantías de pago, como avales de entidades financieras rusas.

No se cuestiona la presidencia de Luis Rivero

Por otro lado, la mayoría de los bancos acreedores de Sacyr, encabezados por Santander, Citi, Calyon y Caja Madrid, no condicionan la negociación de la deuda de la inmobiliaria al relevo en la presidencia que ocupa Luis del Rivero. Fuentes oficiales de estas cuatro entidades acreedoras negaron categóricamente que hayan condicionado la renegociación de la deuda de Sacyr, de cara a la eventual entrada de Lukoil en Repsol, a que Del Rivero abandone el cargo.

En este sentido, desde las cuatro entidades se asegura que no están preocupados "en absoluto" respecto a la presidencia de Sacyr. De hecho, la supuesta salida de Del Rivero de la presidencia del grupo constructor y de servicios no se ha planteado "en ningún momento". Las mismas fuentes añadieron que las negociaciones se centran "exclusivamente" en la financiación de la deuda de Sacyr Vallehermoso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios