El Gobierno cree "muy difícil" la recuperación del turismo español

  • Soria prevé que 2012 acabe cerca del récord de viajeros extranjeros, 58 millones, pero ve lejos una mejora del mercado nacional salvo que repunte el consumo interno

Mientras los mercados internacionales viven momentos de auge, el turismo español sigue sin ver la luz. El Gobierno ve "muy difícil" que vuelva a la senda del crecimiento, salvo recuperación del consumo interno, en un contexto en las previsiones indican que los destinos nacionales rozarán el récord de visitantes extranjeros.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, avanzó ayer que el número de turistas que visitarán España durante el presente año "probablemente sea récord de entradas, a lo mejor más cerca de los 58 millones" que de los más de 56,69 millones de 2011.

Mucho menos optimista se mostró en el capítulo del turismo español, del cual precisó que "no está teniendo una evolución similar, fruto de la actividad económica general, la propia situación de desempleo y la caída de la demanda". "Mientras no haya recuperación del consumo interno va a ser muy difícil que pueda recuperarse el sector", reconoció.

Soria realizó estas declaraciones a la conclusión del acto de entrega de las Medallas y Placas al Mérito Turístico, concedidas por Consejo de Ministros del pasado día 8 de noviembre y cuyo objetivo es distinguir a aquellas personas, instituciones, empresas o destinos que hayan contribuido al desarrollo, fomento y promoción del turismo. Entre los distinguidos se encuentra el cocinero Martín Berasategui y el empresario Abel Matutes.

Durante dicho acto, el ministro destacó la importancia del sector turístico como motor económico nacional y resaltó los trabajos que está desarrollando el Plan Nacional Integral de Turismo (PNIT), centrado en tareas como la colaboración público-privada, reestructuración de oficinas españolas de turismo en el exterior, política de promoción en mercados tradicionales y emergentes, y una mayor diversificación de la oferta.

El ministro de Industria, Energía y Turismo quiso aclarar ayer que el Gobierno no está actualmente "planteando cierres definitivos de siete Paradores", tal y como el pasado lunes avanzaron los sindicatos, sino "temporales".

"De momento estamos negociando el ERE con los representantes de los trabajadores, con reuniones a lo largo de todos estos días, y la empresa está estudiando el cierre temporal de siete Paradores porque queremos evitar el cierre definitivo", recalcó tras el acto de entrega de las Medallas y Placas al Mérito Turístico.

Fuentes sindicales explicaron el lunes que la empresa planea cerrar siete establecimientos de la red y cierres temporales en otros 27 de los 94 paradores existentes, medidas que se sumarían al ERE presentado por la cadena para la extinción de 644 trabajadores, casi el 14% de la plantilla.

Sin embargo, Soria insistió en que las medidas que se están planteando, "entre ellas el ERE y el cierre temporal, que no definitivo, de algunos Paradores, se hacen porque el ajuste de gasto de 20 millones de euros durante 2012 ha sido claramente insuficiente para salvar la empresa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios