Fomento pacta con el 88% del transporte, pero el resto mantiene el paro

  • Magdalena Álvarez da por finalizada la negociación con los transportistas tras pactar 54 medidas para paliar la crisis del sector que no incluyen el establecimiento de una tarifa mínima

Comentarios 5

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, dio esta noche por cerrada la negociación con los transportistas por carretera tras firmar un acuerdo con la mayoría del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), del que se han descolgado las asociaciones convocantes del paro, que mantienen la protesta. El Ministerio de Fomento y asociaciones que representan el 88% del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) firmaron hoy el acuerdo que habían alcanzado ayer, que contiene 54 medidas con mejoras para el colectivo.

El pacto alcanzado no prevé el establecimiento de una tarifa mínima para los servicios, medida que constituye la principal reivindicación de los convocantes: Fenadismer, Confedetrans y Antid, que representan al 12 por ciento restante de los transportistas, según la ministra. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, aseguró esta noche en rueda de prensa que las 54 medidas que finalmente se han pactado servirán para paliar la crisis que atraviesa el sector como consecuencia del alza del precio de los carburantes.

Álvarez agradeció a las asociaciones firmantes "su voluntad de lograr una solución final dialogada y consensuada" y manifestó que las asociaciones que no han firmado el acuerdo "saben que las medidas son buenas, pero han decidido apostar por una posición de espaldas a los propios transportistas". "A lo mejor es que ni siquiera se plantearon que querían llegar a un acuerdo", afirmó Álvarez en referencia al 12 por ciento del comité que no ha secundado el texto.

La ministra aseguró que desde la mesa de negociación se les ha dado a todos los miembros del CNTC, así como a las asociaciones de cargadores, la posibilidad de estudiar y plantear a lo largo del día sus alegaciones al texto acordado anoche, pero puntualizó que "no se puede cambiar la opinión mayoritaria por una minoría que quiere el todo o la nada".

Algunas de las 54 medidas, a las que se han incorporado dos nuevos apartados a lo largo de la jornada, tienen como objetivo reforzar la capacidad de negociación mercantil de los transportistas, a través del establecimiento de intereses de demora obligatorios o la actualización del precio de los contratos.

Además, otras medidas abogan por la revisión del incremento de ayudas al abandono de la actividad, la reducción de cargas fiscales -como la modificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) o la agilización de la devolución del IVA- o la defensa ante la Unión Europea de la creación de un nuevo tipo de gasóleo, el profesional. Por otra parte, la ministra ha asegurado que el Gobierno garantizará, tras la firma del acuerdo, que todos aquellos transportistas que deseen ejercer su derecho al trabajo puedan hacerlo con total seguridad.

El presidente de la CNTC, Ovidio de la Roza, apuntó que las medidas contempladas en el acuerdo "no siendo ninguna de impacto, en conjunto pueden servir para intentar salir de la crisis" y señaló que su mano "sigue tendida" hacia las asociaciones que no se han sumado al texto.

"Más de lo mismo"

La Federación de Asociaciones de Empresas de Transportes de Mercancías (Fenadismer), y las otras dos patronales convocantes del paro (Confedetrans y Antic), mantienen su rechazo a firmar el acuerdo sobre medidas de compensación. "No hemos firmado ni firmaremos el documento porque significa más de lo mismo", anunció el presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa, durante un receso de la negociación que sector y Gobierno han mantenido en el Ministerio de Fomento realizado sobre las ocho de la tarde. "Documentos similares se han firmado muchos y nunca se cumplen", añadió.

Las organizaciones convocantes insisten en que tras días de negociaciones "no se ha producido ningún avance sobre lo fundamental que reivindicamos desde hace años", explicó Villaescusa en referencia al principal escollo de las reuniones, su demanda de una tarifa mínima para los servicios de transporte, que Fomento califica de "imposible de fijar porque es ilegal". "No pedimos beneficios ni trabajo asegurado, sólo que el que salga a trabajar sea capaz de repercutir sus costes en los precios que cobra", insistió.

"Si lo que el Gobierno quiere es que los transportistas levanten el paro y trabajen por debajo de coste hasta arruinarse, que se lo diga públicamente, porque no seremos nosotros los que se lo digamos", retó el presidente de Fenadismer. No obstante, reiteró su llamamiento a que los empresarios del sector se atengan de realizar "actos violentos e indeseables, que no ayudan en nada a alcanzar un acuerdo en defensa de sus legítimos intereses".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios