Corbacho dice que hasta marzo será difícil ver "hormigoneras en la calle y gente trabajando"

  • El ministro de Trabajo reconoce que las medidas del Gobierno no van a recuperar empleo inmediatamente · La prestación por desempleo se pagará a primeros de mes en lugar del día 10 a partir de 2009

Comentarios 12

Para el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, la luz al final del tunel del creciente desempleo no va a ser inmediata a la aprobación de las medidas del Gobierno. "Hasta el mes de marzo será difícil ver a las homigoneras en la calle y a la gente trabajando" declaró hoy el ministro, quien precisó que no será hasta el segundo semestre del 2009 cuando la economía nacional comience a reactivarse, como consecuencia de las medidas articuladas por el Ejecutivo para hacer frente a la crisis.

Junto con la creencia de Corbacho de que hasta el mes de marzo será difícil ver hormigoneras en la calle, el ministro defendió ante los medios que "las medidas van a tardar tiempo en tener una plasmación real". Así, el ministro achacó este retraso al funcionamiento del Estado de Derecho. Y es que a pesar de la velocidad y del impacto de los planes adoptados por el Gobierno, son necesarios 40 días para que las medidas sean efectivas "y eso a pesar de que se han tramitado con carácter de urgencia", apostilló Corbacho.

En este sentido, el ministro reconoció que el mercado laboral, como consecuencia de ese retraso, se va a deteriorar "mucho", de manera que el paro seguirá en aumento en el primer trimestre del 2009, y que no será hasta el segundo semestre cuando la economía española comience a reactivarse. "Pero, en cualquier caso, hasta que empiece esa reactivación de la economía, los próximos meses serán de cierta dureza y el paro se inrementará respecto a las cifras actuales", admitió Corbacho.

Así, Celestino Corbacho prevé que la campaña de Navidad permitirá a diciembre ser un mes que "ayude o amortigüe" la situación del desempleo, pero advirtió que enero siempre ha sido un mes "históricamente" negativo para el paro y que 2009 no será una novedad en este sentido.

Medidas en tres pilares

Ante esta situación de crisis, según el ministro, el Gobierno ha adoptado una serie de medidas aglutinadas en tres pilares. El primero de ellos pasa por salvar el sistema financiero, para lo que "se han movilizado 250.000 millones de euros para dar confianza a los bancos". Otro de los pilares en los que se asienta estas medidas es una política activa para que, a corto plazo, genere la máxima oferta de empleo, dirigida sobre todo a la recolocación de los parados de la construcción. El tercer pilar de que habló el responsable nacional de Trabajo e Inmigración fue el Fondo Estatal de Inversión Municipal, y los 8.000 millones de euros, "del que aún no se alcanza a ver la magnitud". 

En rueda de prensa en Toledo junto con el presidente regional de Castilla La Mancha, José María Barreda, el responsable de Trabajo criticó el "uso perverso, políticamente hablando" que se está haciendo de esta situación, diciendo que en España hay más paro que en el resto de Europa. "Pero todos somos responsables de ese modelo económico que en otro momento ha generado crecimiento y riqueza, basándose en la construcción", agregó.

Tras su encuentro con el presidente regional, Corbacho también mencionó al sistema de la Seguridad Social español que, aseguró, cuenta con "una salud de hierro, y que nunca ha estado tan llena su hucha". Ante los comentaristas que aseguran que se ha acabado el dinero, el ministro afirmó que "la octava potencia mundial no dejará de atender lo social".

Prestaciones a principios de mes

Por su parte, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, anunció hoy que desde principios de 2009, los servicios públicos de empleo (el antiguo INEM) abonará las prestaciones por desempleo en los primeros días de cada mes en lugar de esperar al día 10 ó incluso al 15, como se hace actualmente. "El Gobierno garantiza a las personas que tienen derecho a la prestación por desempleo que la van a cobrar", aseguró Rojo. Además, la secretaria general de Empleo alabó la labor de los servicios públicos y recalcó que "el 95% de los nuevos desempleados cobran su prestación al mes siguiente, y sólo hay problemas de ajuste organizativo en el 8% de las oficinas de toda España".

En cuanto a la evolución del desempleo, que ayer se conoció que ascendía a casi los tres millones, Rojo reconoció que el Gobierno tendrá que revisar sus previsiones de desempelo para el próximo año, ya que la tasa de paro estimada hasta ahora, del 12,5%, "seguro que se cumple a principios de 2009".

Pero quiso dar una pincelada positiva y aseguró que, pese al incremento del paro, "el mercado de trabajo es dinámico y tiene una amplia rotación". Así, explicó que en el mes de octubre, 400.000 personas dejaron las listas del desempleo y en noviembre fueron otras 336.000 personbas. "No solamente siguen existiendo empresas españolas que contratan, sino que además hay rotación", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios