Contratas negocian con Abengoa reducir la quita a la mitad y aplazar pagos

  • Los proveedores proponen que la quita pase del 60% al 30% del importe y prolongar el plazo de abono de la deuda hasta cinco años

La Asociación de Proveedores y Subcontratistas del grupo de empresas Abengoa SA (Aprosab) está negociando con Abengoa una reducción de la quita de la deuda de dicho colectivo a cambio de ampliar el plazo de pago. De esta forma, el porcentaje de quita "se podría ver reducido a la mitad, hasta el 30%, a cambio de ampliar el plazo de devolución de la deuda, que todavía está por determinar", según indicaron fuentes de Aprosab. Los pagos pendientes de Abengoa a sus proveedores ascienden a 4.379 millones, de los que unos 604 ya están vencidos.

Las mismas fuentes precisaron que la consultora EFC, que ha impulsado la formación de Aprosab, está trabajando junto a instituciones y fondos de inversión internacionales en la búsqueda de fuentes de financiación alternativa para mitigar el impacto "tanto de la quita como de la ampliación del plazo de devolución de la deuda". De esta forma, una opción podría ser minorar la quita al treinta por ciento "prolongando la espera a cinco años", aunque indicaron que se barajan varias alternativas.

La asociación ya avanzó la pasada semana que la negociación entre la multinacional andaluza y los proveedores sobre la quita de la deuda es "elástica y no tan rígida" como inicialmente se planteaba. "Hemos hablado con Abengoa y dentro del margen ofrecido inicialmente admite propuestas, por lo que no está cerrada la negociación sobre esos porcentajes; hay recorrido y hay cierto margen de negociación", indicaron entonces fuentes de la asociación, formada por un grupo de subcontratistas y proveedores liderado por EFC Group.

Abengoa está a la espera de que el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla acepte su solicitud de homologación del acuerdo de refinanciación respaldada con el 75% de los titulares de su deuda financiera. Si el juez da curso a la homologación del acuerdo de refinanciación y comprueba que está suscrito por más del 60% de los acreedores financieros, ningún acreedor podrá iniciar o continuar ejecuciones singulares contra el patrimonio de Abengoa o las 44 filiales que han solicitado la homologación hasta el próximo 28 de octubre. Esta medida obliga también al 25% de los acreedores financieros que no habían aceptado la prórroga de siete meses para negociar un acuerdo sobre la deuda. Así, la compañía ganará tiempo para cerrar el acuerdo definitivo de su rescate financiero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios