Cajamar eleva su resultado un 12,5% durante el primer semestre

  • El negocio tradicional y la contención del gasto impulsan las ganancias hasta 62 millones

Cajamar logró capear, durante el primer semestre del año, el temporal que azota al sector financiero. Muestra de ello es que su beneficio neto mejoró un 12,5% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior, alcanzando los 62 millones de euros. La positiva evolución del negocio tradicional y la contención de los gastos administrativos -pese al proceso de integración que afronta con la Caja Rural del Duero- jugaron a favor de la cuenta de resultados.

En cuanto al negocio tradicional, la cartera de créditos repuntó un 17,1% y se situó en 23.913 millones, impulsada por el tirón de las hipotecas y la financiación a pymes. Al igual que viene ocurriendo en el resto del sector, el ratio de morosidad empeoró, y lo hizo en algo más de 7 décimas, hasta el 1,80%. Los recursos de clientes, por su parte, aumentaron un 10%, con 15.712 millones de euros. Gracias al comportamiento de estas magnitudes, el margen de intermediación subió un 19,9%, proporción que para el ordinario fue del 20,3% y para el de explotación, del 16%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios