Alestis gana la batalla a EADS Socata y fabricará la 'panza' del nuevo avión A350

  • El consorcio creado en torno a la andaluza Sacesa se adjudica un contrato por 1.000 millones de euros · La firma francesa se hace con las trampas de aterrizaje, que suponen el 25% del paquete adjudicado por Airbus

Tras más de un año fraguando un grupo aeronáutico andaluz de primer nivel con capacidad para contratar directamente con los grandes fabricantes del sector, empiezan a verse los resultados. La compañía aeroespacial Airbus -filial del consorcio europeo EADS- despejó esta semana la incógnita y adjudicó a Alestis Aerospace, la sociedad auspiciada por la Junta e integrada por la andaluza Sacesa, el grupo catalán Ficosa y el vasco Alcor -que cerrarán en breve su unión-, el desarrollo y fabricación de la belly fairing-panza- del nuevo avión de Airbus A350 XWB.

Así, con dos meses de retraso en la asignación del contrato, el grupo andaluz sale vencedor de la pugna con EADS Socata, filial francesa del propio consorcio, que también aspiraba a lograr este paquete de trabajo. No obstante, y como decisión salomónica, la firma gala no se irá de manos vacías, ya que se ha hecho con la construcción de las trampas de aterrizaje de la aeronave, un elemento que, según fuentes consultadas por este periódico, aglutina una gran dosis de ingeniería y, por lo tanto, valor añadido.

Sin embargo, y si comparamos el porcentaje acaparado por ambas compañías, Alestis sale como clara ganadora, ya que la fabricación de la panza del nuevo avión supone el 75% del paquete, lo que se traduce en un contrato de 1.000 millones de euros, mientras que Socata se queda con el 25% restante. La compañía andaluza, además, no renuncia a hacerse con más piezas del A350, y confía en que llegue aún más carga de trabajo.

Con esta adjudicación, Alestis se erige en la primera empresa española en ganar un gran contrato del nuevo programa de Airbus y se sitúa entre el selecto grupo de proveedores de primer nivel -tier one- de la compañía, junto a otros como la estadounidense Spirit o las europeas GKN o Latecoere.

Asimismo, la operación imprime un impulso definitivo a la constitución de Alestis, ya que, aunque en la práctica la sociedad opera como tal -en la oferta presentada ante Airbus han colaborado SK10, filial de Alcor, y Sacesa-, aún no se ha rubricado la ampliación de capital de Ficosa, y la entrada de ésta y Alcor en la joya de la corona de la aeronáutica andaluza, Sacesa.

Pero, ¿qué supondrá para Andalucía la adjudicación de este contrato a Alestis? Ni más ni menos que una inversión de 200 millones de euros en nuevas instalaciones y modernización de las existentes -tanto en Cádiz como en Sevilla- y la creación de más de 1.000 puestos de trabajo directos en los próximos 15-20 años. En este periodo, las previsiones apuntan a que las ventas del A350 -avión de larga distancia con capacidad para más de 300 pasajeros y constituido en más del 50% en fibra de carbono- rondarán las 3.000 unidades.

En Sevilla, en la planta de Sacesa, se producirán los paneles de fibra, un elemento que ya hacen para el superjumbo A380, pero el grueso de la producción y del montaje se concentrará en la fábrica de Delphi, en Puerto Real (Cádiz). Sin embargo, entre el 30 y el 33% de la carga de trabajo recaerá en China. Como ya adelantó este diario hace unos meses, Airbus obligará a las subcontratas de sus nuevos modelos -exigencia por contrato- a que deriven parte de su producción e ingeniería a aquel país como fórmula para abaratar costes y compensar el gran volumen de compra realizado por el gigante asiático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios