El tercer escalón es azulino

  • El Grupo Pinar amarra la tercera plaza, lejos del campeón Isleño y el San Agustín, al ganar el derbi en Baena · El Cabra empata en Luque y finaliza en el cuarto puesto

El Grupo Pinar Adecor amarró la tercera posición de la Liga Nacional Juvenil. Era el mayor premio al que podía esperar el conjunto azulino una vez que el título ya relucía en las vitrinas del Isleño y la segunda plaza era propiedad del San Agustín que, para disipar cualquier duda, también ganó en su último partido al Clipeus Nazareno. Un mal menor para una temporada en la que a la nutrida representación cordobesa le ha faltado regularidad para llegar al tramo final con opciones de luchar por el campeonato.

La última jornada de la competición, deslucida en su segunda vuelta por la retirada del Loreto, puso en juego el último escalón del podio. Los candidatos a ocupar esa privilegiada plaza eran sólo dos: el Grupo Pinar Adecor y el Vital Cabra. Ambos, separados por sólo un punto, estaban obligados a ganar sus derbis para poner el mejor broche a una temporada mediocre para los azulinos y notable para los egabrenses.

Al final, la suerte sonrío al conjunto de la capital. El equipo de Valdeolleros superó al Fecasto Baenense en un encuentro lleno de emoción hasta el final (6-7). De todas formas, el empate también le hubiera servido para amarrar la tercera posición, toda vez que el Vital no pudo pasar del empate en su visita a Luque (5-5) en otro choque lleno de intensidad.

Mucho peor le fueron las cosas a los otros dos representantes cordobeses en liza, toda vez que el Maderas Pérez tuvo descanso obligado por la retirada del Loreto. El Crivel Montoro encajó una dolorosa goleada en la pista del campeón, un Isleño que no le dio opción alguna desde el mismo inicio de la contienda (10-1).

Precisamente, el cuadro de San Fernando conoció ayer a sus rivales en la quinta edición de la Copa de España, en la que ejercerá de anfitrión, y que se disputará entre el 7 y el 11 de mayo próximos. El equipo gaditano ha quedado encuadrado en el grupo IV junto al Albacete, campeón de Castilla-La Mancha, y el Ran León o el Covaresa Valladolid, que se jugarán el título en Castilla-León la próxima semana.

Por su parte, el Apademar cerró la temporada con otra derrota. Esta vez, su verdugo fue el Virgili, que lo batió sin muchos problemas (6-2) en un duelo sin historia. Pese a la penúltima posición final en la clasificación, que conllevaría al descenso de categoría, el conjunto de Fátima parece tener garantizada su participación el próximo ejercicio en la Liga Nacional Juvenil toda vez que parece claro que una vez más habrá vacantes de última hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios