balonmano XLIII Copa del Rey

La presión es para otros

  • El Ángel Ximénez-Avia confía en dar la sorpresa ante el Granollers para estrenarse en una fase final en la que ya participó en 2014

  • ¿Será alguien capaz de destronar al Barcelona?

Los técnicos de los ocho equipos clasificados para la Final8 posan junto al trofeo, ayer en la presentación del torneo. Los técnicos de los ocho equipos clasificados para la Final8 posan junto al trofeo, ayer en la presentación del torneo.

Los técnicos de los ocho equipos clasificados para la Final8 posan junto al trofeo, ayer en la presentación del torneo. / Rafa Aparicio (FMBM/ASOBAL)

Con la experiencia acumulada en 2014 en Gijón, cuando sólo eran cuatro los invitados a la fiesta, y la tranquilidad de haber garantizado el pasado fin de semana su sexta temporada consecutiva en la Liga Asobal, llega el momento del disfrute sin presión para el Ángel Ximénez-Avia. El conjunto pontanés se enfrenta hoy al Fraikin Granollers (Madrid Arena, 16:15) en el segundo turno de los cuartos de final de una Final8 de la Copa del Rey en la que el Barcelona Lassa vuelve a partir como principal favorito, aunque menos que en ocasiones anteriores tras dar muestras de vulnerabilidad.

El Ximénez, que ayer ya tuvo su primera toma de contacto con la pista azul del imponente Madrid Arena, encara su segunda participación en la fase final del torneo, tras la experiencia, corta pero enriquecedora, vivida en Gijón en 2014. Aquella tarde de junio, pues la Copa del Rey se disputó como cierre de la temporada, los pontanenses sucumbieron ante el Barcelona, que luego sumó el primero de los cuatro títulos consecutivos que lo avalan como gran candidato a ganar otra vez en la capital.

El Ximénez se presenta sin Mario Porras ni Leo Almeida, pero con 300 aficionados en la grada

Pero ahora el abanico de posibilidades se abre más para el equipo de Puente Genil, que contará con el apoyo en las gradas de cerca de 300 seguidores. Con todo, el Granollers es el que tiene la presión y el que parte como favorito en el cruce, tanto por historia como por experiencia y potencial, según lo que puede dictar la tabla de la Asobal, donde los vallesanos con cuartos y aspiran aún a terminar segundos, mientras que los pontanenses acaban de certificar su permanencia en la categoría.

Sin embargo, a un partido las opciones del Ángel Ximénez-Avia se multiplican. Entre otras cosas, y ahí es donde se agarra la escuadra dirigida por Julián Ruiz, porque el Granollers es precisamente un equipo que no se le da mal y ante el que el presente campeonato apenas si ha caído por un gol tanto en casa como a domicilio, este último hace apenas un par de semanas.

El técnico pontanés tiene las bajas seguras del pivote Leo Almeida y el central Mario Porras, lo que reduce su margen de maniobra para plantar batalla a un Granollers que llega con toda su artillería, tras recuperar al lateral Vukasin Rakocija. La defensa 6:0 que suelen practicar ambos equipos y el acierto de la primera línea, con los cañoneros Rudovic y David Jiménez al frente, son las armas a las que se agarra el Ximénez para tratar de estrenar su casillero de victorias en una fase final de la Copa.

De ganar, probablemente el cruce sería con el Barcelona, encargado de cerrar los cuartos ante el Valladolid (20:30); el Logroño-Anaitasuna (12:30) y el Ademar-Guadalajara (18:30) forman la otra parte del cuadro de un torneo que aparece más abierto que nunca. Sobre todo por los inesperados tropiezos sufridos por el cuadro culé esta temporada, en la que puso fin a una racha de 176 partidos consecutivos sin perder en todas las competiciones nacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios