La pillería de Nihat Kahveci jubila al gigante

  • El veterano Koller, que ha anunciado su retirada tras la Eurocopa, es la antítesis del juego del punta turco

Con un cuerpo de baloncestista y 35 años, ser el referente de una selección que roza colarse en los cuartos de final de la Eurocopa marca. Jan Koller firmó ayer su jubilación en los mismos cinco minutos en los que parecía que su leyenda iba a serguir unida a la de su selección. Pero Cech desequilibró la noche con un error fuera de lugar y Nihat llevó a la victoria a una Turquía que sueña con repetir en un torneo europeo el histórico tercer puesto que conquistó en el Mundial de Japón y Corea.

Koller y Nihat están en las antípodas en cuanto a fútbol y cada cual a su manera condiciona el juego de sus selecciones. El checo aburrió a su marcador, Servet, a base de bajar balones y hacer ese fútbol que le permiten sus 202 centímetros y 100 kilos de peso. Había anunciado su retirada al final de la Eurocopa, pero no se iba a quedar sin marcar, llevando a su país durante muchos minutos al convencimiento de que el pase a cuartos iba a hacerse realidad.

Nihat es el ratón que siempre busca el grano en la despensa y lo encontró en un final de partido totalmente revolucionario. El jugador del Villarreal desató con dos chispazos la locura en una Estambul que anoche era un hervidero en sus calles, porque cuando el turco pierde los papeles...

Es otro fútbol, el de la aceleración, la pillería y el desmarque el que ganó en Ginebra. Nihat metió a Turquía en cuartos de final y, de camino, mandó al gigante Koller a su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios