El milagro pozoalbense todavía es posible

Todavía no ha dicho su última palabra. Ni muchísimo menos. El Pozoblanco apurará sus opciones de entrar en el play off en la última jornada tras hacer ayer lo que nadie había hecho aún esta temporada: ganar en el Bahía Sur de San Fernando. Un solitario tanto de Pablo Niño en el arranque del partido bastó a los vallesanos para sumar tres puntos que mantienen la ilusión en Los Pedroches.

Bien es cierto que el San Fernando que ayer se encontró el Pozoblanco no tiene nada que ver con el de semanas precedentes. A los isleños se les está haciendo demasiado largo el tramo final del campeonato y las lesiones, las sanciones, los problemas económicos y la falta de intensidad han convertido los últimos partidos en una losa difícil de levantar.

El partido comenzó extraño. Y del desconcierto generalizado del bando local sacó petróleo el Pozoblanco. Pablo Niño puso en juego una falta lateral buscando la portería isleña, Aguayo no acertó a conectar con el balón y éste superó a un inoperante Raúl Iglesias. Mejor no podían ponérsele las cosas al bando de Neva.

A partir de ese momento, el San Fernando quiso, pero no pudo remontar el marcador y los minutos, en la primera mitad, pasaron con más pena que gloria, sin destacar apenas jugadas de méritos. Los pozoalbenese, ya desde el primer cuarto de hora, nadaban y guardaban la ropa y los azulinos, esperaban el momento para que llegase el empate.

Así, se afrontó una segunda mitad que no fue mejor que la primera, pero que sí contó con algunas ocasiones de gol, sobre todo la que tuvo Puli con un cabezazo que rozó el palo en el 56' o el de Tato que, solo ante Raúl Iglesias, mandó el cuero al travesaño, a falta de cinco minutos para la finalización del encuentro.

Conforme pasaban los minutos la sentencia de la primera derrota en casa llegaba y, aunque Antonio Iriondo trabajaba desde la banda buscando la reacción de sus jugadores, lo cierto es que la situación en la que se encuentran los isleños es complicada y mucho menos cuando la importancia de los tres puntos es nula. Todo lo contrario le pasa al Pozoblanco, que todavía tiene un partido a vida o muerte por delante. Será el próximo domingo ante el Arcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios