El manual de Luis, undécimo mandamiento

EN nuestra memoria colectiva, Torres ha ingresado en el terreno de juego por Julio Salinas, que se marcha cabizbajo a comentar partidos para La Sexta. Ya en frío, queda que la selección saldó esa deuda que tanto nos mortificó.

Pero la gesta de los campeones va mucho más allá del palmarés, de las hemerotecas y de los recuerdos que cada cual albergue sobre cómo lo vivió y disfrutó. Lo realmente valioso, a mi juicio, ha sido la reivindicación del fútbol español como tal. Su trazo poderoso, su estilo personal. Durante décadas se derramó mucha tinta en lamentos sobre la indefinición de nuestro fútbol frente a la magia brasileña, la picardía italiana, el fundamentalismo inglés, la técnica canalla de los argentinos, el academicismo holandés o la fiabilidad germana. ¿A qué jugaba España? El recelo de los españoles hacia su selección crecía al tiempo que se encadenaban los reveses bajo ese trazo difuso, bajo la patraña de la furia.

El otro gran legado de Luis Aragonés, a la altura del título, ha sido facilitar que España se haga un hueco en esa galería de estilos de interpretar este deporte... para ganar. ¿A qué juegan los españoles?

Pues mire usted, los españoles juegan a tocarla y tocarla, a asegurar el pase, a triangular, a utilizar las bandas sin jugadores específicos de banda, a que cualquiera irrumpa en el área desde atrás, a negar el fútbol preconcebido gracias al talento, a la creatividad, a que prevalezca la técnica sobre el físico aunque no se desdeñe éste (que se lo digan a Lahm tras el alarde de potencia de Torres en el gol).

El mundo ya sabe cómo jugamos, y además lo admira. Llegarán Mundiales y Eurocopas en las que nos echarán antes de tiempo, pero los rectores del fútbol patrio, empezando por Villar, Hierro y Del Bosque, deben respetar e inculcar, como un undécimo mandamiento, ese manual que abrió Luis, interpretado con tanto gusto en Austria. Y si hay que morir con él bajo el brazo, moriremos cantando "yo soy español, español, español...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios