La ilusión no todo lo puede

  • El Cajasur sólo aguanta un cuarto de hora a un Guadalajara superior

La ilusión del Cajasur por escribir una nueva página de oro en su ya de por sí brillante historia se dio de bruces con la cruda realidad, esa que marcan las categorías. El Guadalajara, un equipo asentado en la élite de la Liga Asobal, apenas dio carrete a los granates durante un cuarto de hora, y a partir de ahí puso la directa hacia la siguiente ronda en una Copa del Rey que ha cambiado de sistema esta temporada. Los alcarreños, que cuentan con el acento cordobés que ponen el técnico, César Montes, y el primera línea y producto de la factoría CBM José Manuel Ramos Padilla, conocerán hoy a su rival para la penúltima etapa antes de la fase final, mientras que los locales tienen ya la cabeza en el derbi del sábado ante el Ars. Porque acabado el cuento, la guerra de verdad llega el fin de semana.

Como si no quisiera susto alguno, el Guadalajara comenzó con un parcial 0-2 en apenas minuto y medio, cogiendo así la delantera en el marcador que le acompañó durante el resto del partido. El Cajasur tardó en anotar más de cinco minutos, pero su defensa ya parecía más entonada, lo que dibujó una fase de más igualdad, siempre con ventaja de los alcarreños, más ligera sobre todo a raíz de la primera superioridad, saldada con un parcial 2-0.

Pero el cuadro visitante no se inmutó lo más mínimo. Siguió a lo suyo, produciendo goles a un ritmo notable hasta que, de nuevo en inferioridad, asestó el golpe definitivo al partido. El CBM acabó esos dos minutos con un 0-2 en contra y la ventaja se disparó ya hasta los seis tantos (6-12, minuto 20). De ahí al descanso, el equipo de Jesús Escribano a lo más que alcanzó fue a entrar en un intercambio de golpes que lejos de permitirle recortar distancias, las aumentó (11-19).

La tónico no varió en el segundo periodo. El Guadalajara continuó encontrando facilidades en sus ataques y al paso por el minuto 40 alcanzó su máxima ventaja (14-25). Una renta que fue la que finalmente obtuvo, tras una nueva fase de locura ofensiva por los dos conjuntos con la que el Cajasur puso el punto y final a su aventura en la Copa del Rey.

Cajasur: Ramón; Baena (1), Cabanillas (2), Leo Ceballos (3), Del Águila (3), Dzokic (3), Jiménez (3), Martín, Morales (3), Ortega, Julián (3), Ruano (3), Herrera, Labraca, Morón y Gallego. Guadalajara: Hombrados; Bozalongo (3), Cándido (4), Márquez (7), Mellado, Montoya (3), Moya (3), Padilla (2), Mikel Redondo, Estebas (1), Sanz (4), Sedano (1), Oliva (7)y Eceolaza. Parciales: 0-2, 3-6, 5-8, 6-12, 9-15, 11-19 (descanso), 13-21, 15-25, 18-25, 20-27, 20-31 y 24-35. Árbitros: Fernández y Murillo (andaluces). Descalificaron al visitante Mikel Redondo. Excluyeron a los locales Ruano, Julián y Herrera, y a los visitantes Bozalongo y Márquez (2). Incidencias: Partido correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el Palacio de Deportes Vista Alegre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios