córdoba cf

La 'doble F' se deja ver

  • l Fede Vico y Fernández, las dos piezas más vendibles del club, vuelven al escaparate tras su gran partido ante el Barcelona en la Copa del Rey

Comentarios 1

Fede Vico y Fernández, las dos piezas más apetecibles de un CCF obligado a vender para cuadrar sus cuentas, se lucieron el miércoles ante el Barcelona en el mejor escenario posible y en un encuentro con una audiencia global, ya que el reclamo del conjunto catalán hizo que el partido pudiera verse en todo el mundo. Los dos canteranos fueron de los más destacados en un choque que despertó alabanzas generalizadas hacia el juego de los blanquiverdes, pero su juventud, proyección y sobre todo, la oportunidad de negocio que suponen para las arcas del club hicieron que muchos ojos se fijaran en ellos.

Porque Carlos González ya ha dejado claro que el Córdoba tiene que ser un club vendedor. Ya el año pasado dio el primer paso con el traspaso de Javi Hervás al Sevilla (1,25 millones), y en verano selló la marcha de Borja García al Real Madrid Castilla con un beneficio para el club en torno al millón de euros. Esta última operación ya entró en el presupuesto para esta temporada, en la que el CCF tiene estimado un ingreso por traspaso de jugadores de 2.8 millones. Aunque las cuentas pueden verse modificadas por ingresos extraordinarios como el que ha supuesto el choque ante el Barcelona, todo apunta a que el próximo verano habrá otro jugador que haga las maletas. Fuentes acaba contrato, así que todos los ojos apuntan a Fede y Fernández, con compromisos de larga duración y ya con experiencia profesional a pesar de su juventud.

Porque si alguien salió revalorizado del encuentro de Copa fue Fede Vico. El internacional sub 19 no es un desconocido para los grandes, que lo tienen en su agenda desde hace años. Incluso clubes extranjeros como el Manchester City hace un par de años o el Benfica más recientemente coquetearon con su entorno, aunque con 18 años cumplidos este verano, el jugador y el CCF entendieron que lo mejor era que siguiera su progresión en El Arcángel. Si el año pasado ya empezó a entrar en los planes de Paco Jémez con cierta intermitencia, este año ha dado un paso más en su crecimiento pasando de la banda a la posición de mediapunta, un puesto que comenzó a ocupar en la selección el pasado verano y en el que Berges le ha encontrado acomodo en el once. Titular en las últimas jornadas en Liga (623 minutos en 12 partidos), Fede explotó contra el Barcelona, luciendo ante los mejores jugadores del mundo con su habilidad y una total libertad de movimientos para moverse entre líneas. En 2011 renovó su contrato hasta 2016 y tarde o temprano saldrá del Córdoba, algo que todos en el club asumen con resignación.

Fernández también está en el escaparate, y el miércoles volvió a mostrarse como un lateral derecho veloz y solvente, sólido atrás y con recorrido para llegar a la línea de fondo contraria. Esta temporada ha jugado 14 partidos con un total de 1.205 minutos, a pesar de que en algunas fases de la temporada se vio cuestionado por la recuperación de Cristian García. En su tercera campaña en el primer equipo, pasó de sus ocho apariciones en la 10-11 a las 34 del curso pasado, consolidado como fijo de Paco Jémez. Su proyección y su juventud (acaba de cumplir 23 años) llamaron la atención de varios equipos de Primera, obligando al CCF a extender su contrato hasta 2017, aunque pocos dudan de que no lo acabará en El Arcángel. Porque él, como Fede Vico, brillaron el miércoles a los ojos del mundo, y el próximo verano estarán en el mercado. Ellos lo valen y el CCF necesita hacer caja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios