Rijkaard incrementa las dudas sobre Ronaldinho con una charla privada

Si faltaban ingredientes para animar el debate sobre Ronaldinho y su participación en el clásico de mañana contra el Real Madrid, Frank Rijkaard añadió ayer uno más al charlar personalmente con el jugador tras la práctica.

Ronaldinho se ejercitó de forma distendida, sonriente y bromista, pero poco intensa. Rijkaard le llamó al final del entrenamiento y mantuvo una pequeña conversación con él. ¿Fue reprimenda o motivación?

"Si está serio, se dice que no apoya al grupo. Si hace bromas, que no está implicado. No podemos estar pendientes de estas cosas porque sería una locura", dijo un enfadado Puyol, que transmitió el ostensible cansancio de la plantilla por el debate sobre la titularidad o suplencia del astro.

El capitán del equipo mostró su enfado al ser preguntado una vez más por la situación de Ronaldinho. "Si juega, porque juega. Si no juega, porque no juega. Está trabajando bien y es un jugador importantísimo para nosotros, pero si juega o no, sólo lo sabe el entrenador", afirmó.

El que tampoco las tiene todas consigo para ser titular en el derbi de mañana es Guti. El cerebro madridista, que ha perdido protagonismo en favor de Baptista, sufrió un esguince en su tobillo derecho que ponen en duda, incluso, su entrada en la convocatoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios