Pese a la racha, sigue a más de un partido del descenso

  • Los tropiezos del Racing de Ferrol y el Xerez hacen que la frontera maldita siga a prudente distancia

La mala racha del Córdoba (4 puntos de 18 posibles) le ha llevado a abandonar de momento las ambiciosas aspiraciones ascensoras para centrarse en eludir, cuanto antes, las posiciones comprometidas de la tabla.

Y aún hay margen. Porque, aunque la distancia con los de abajo se ha ido recortando en las últimas seis jornadas, el equipo blanquiverde aún está lejos del alcance directo del Racing de Ferrol, que en esta decimoséptima jornada ha sucedido al Poli Ejido como el cuarto de los conjunto que, en estos momentos, descenderían a Segunda B.

Los otros tres equipos de la zona baja parece que siguen siendo incapaces de levantar cabeza. El colista Las Palmas salió trasquilado precisamente del campo de Santo Domingo, en un duelo directo marcado por la polémica arbitral. El Xerez, tras el punto conseguido ante el Córdoba, volvió a las andadas y cayó en Castalia por la mínima.

Dos equipos que vuelven a asomarse a la zona de peligro son el Salamanca y el Nàstic. Los catalanes nunca esperaron estar en esta tesitura a estas alturas de campeonato y los helmánticos son los más imprevisibles de la categoría, pues hace nada amagaban con meterse en el grupo de cabezacon una gran racha.

Todo ello demuestra la igualdad de la categoría y lo fácilmente que puede cambiar el rumbo de una entidad en un par de partidos. Algo que ya han repetido hasta la saciedad los componentes de la plantilla y el cuerpo técnico cordobesista. De hecho, por arriba y al margen de los dos intratables cabeceros Numancia y Málaga, el tercer lugar en el Olimpo está en un puño. El Sporting , igualado con el Sevilla Atlético que no cuenta para la lucha, está dos puntos por encima del Elche y nada más que tres de un conglomerado heterogéneo de equipos (Hércules, Granada 74, Celta, Real Sociedad y Tenerife).

A siete del cuarto y a cuatro del decimonoveno. La aparentemente cómoda posición en la que el Córdoba venía transitando se ha visto alterada por las circunstancias. Paco y sus discípulos sabían que sólo ganando al Albacete se podría respirar totalmente tranquilo antes de que llegue la Navidad. Porque el año natural lo cerrán ante el líder y en su casa (donde, por cierto, es algo más vulnerable). Y, por Reyes, vendrá el Sporting. Ojo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios