tercera división

Permanencia con tesón, sufrimiento y tensión

La plantilla del Espeleño celebra la permanencia al final del duelo. La plantilla del Espeleño celebra la permanencia al final del duelo.

La plantilla del Espeleño celebra la permanencia al final del duelo. / El Día

El Espeleño es de Tercera. El conjunto que dirige Rafa Navarro no lo pasó bien, nada bien, en su última cita de la temporada, pero logró el objetivo. Daba igual que el rival fuera el farolillo rojo de la categoría, el Castilleja. El conjunto del Guadiato necesitaba el triunfo, aunque un empate podía igualmente valerle, dependiendo de los resultados de los rivales directos, pero lo que no podía de ninguna de las maneras era perder. Los hispalenses, que ya llegaron descendidos de forma matemática, se adelantaron por partida doble en el marcador, poniendo al Espeleño contra las cuerdas e incluso haciéndole estar durante muchos minutos en zona de descenso. Pero el equipo de Rafa Navarro supo guardar la compostura en los momentos más difíciles del partido y con cabeza, tesón, tensión y paciencia logró darle la vuelta al marcador en la segunda parte, para acabar derrotando al Castilleja y certificando la permanencia en la categoría una temporada más.

A la media hora de juego cobró ventaja el Castilleja, aumentando diferencias en el arranque del segundo periodo, un gol que lejos de noquear al Espeleño le hizo resurgir. Germán, de inmediato, acortó diferencias y desató a un Espeleño que hasta entonces no había aprovechado sus ocasiones. Óscar, con su equipo volcado ya en ataque, logró la igualada y serenó los ánimos, pues ese resultado les sacaba de las plazas de descenso. Pero los rojillos no querían sustos de última hora y apretaron el acelerador. Loren, cinco minutos después, aseguraba la salvación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios