SALAMANCA | córdoba · zona mixta

"Once contra once lo teníamos bien controlado"

  • Los jugadores achacan a la expulsión gran parte de la culpa de la derrota padecida

Comentarios 2

Los futbolistas del Córdoba trataban de guarecerse, una vez acabado el duelo, del doble frío en el que se habían sumido. Tanto del ambiental y mesetario de Salamanca como del interno que el gol de Miku les provocó cuando se veían ya regresando para Córdoba con un valioso punto metido en el zurrón.

El gran protagonista y héroe -independientemente del resultado- del choque fue el portero Raúl Navas. El gaditano estuvo soberbio ante las acometidas de la vanguardia charra. Se lamentaba el futbolista del doloroso final, sobre todo después de haber aguantado tanto tiempo la puerta a cero: "Mantener la puerta a cero sabíamos que era fundamental. Conocíamos que iban a apretar y en el minuto noventa ha llegado la desgracia de la jugada de Miku".

En lo que estuvieron nada finos fue en la distribución, como reconoció el arquero: "Teníamos que aprovechar el robo para dar el último pase, pero siempre era defectuoso y no lo notamos".

De cualquier modo, no pretende Navas quejarse más allá de lo estrictamente necesario: "Tenemos que centrarnos en sumar la semana que viene, porque llorar no vale para nada". En todo caso reconoce que, con la derrota, "los viajes son más largos porque ya nos veíamos con un empate con uno menos en un campo duro y a nadie le gusta perder así. Son momentos duros para un futbolista".

Pablo Ruiz, por su parte, hablaba de dos partidos diferentes antes y después de la expulsión: "Tras la roja a Ceballos se ha complicado la cosa. Ha condicionado mucho la expulsión porque hasta ese momento estábamos haciendo un buen juego. Le quitamos el balón al Salamanca".

Pero llegó el gol en el descuento , una situación que evoca tiempos pretéritos que sin embargo no fueron recordados en el vestuario: "En esos minutos que han sobrado nos han quitado el punto. En el vestuario nadie ha pensado en la temporada pasada".

Guzmán regresó al once por la sanción de Cristian y explicó la derrota comentando que "hemos tenido muchos minutos buenos, en los que el Salamanca estaba desesperado porque estábamos muy bien defensivamente". Eso sí, admitió que "no hemos tenido tanto peligro como otras veces pero sabíamos que el Salamanca tenía mucha gente de calidad en el centro. Once contra once teníamos el partido controlado". Abogó el pacense, en todo caso, por "seguir trabajando y pensar ya en el Elche".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios