BALONCESTO l NBA

Navarro se desprende de límites y etiquetas

Comentarios 0

Lo denunciaba Jorge Garbajosa, que ya sabe algo de cómo las gastan en la NBA, en las páginas de El País: "En cuanto llegas aquí te ponen una etiqueta". La del madrileño fue la de defensor rocoso y tirador de rango. La de Juan Carlos Navarro fue, hasta hace poco más de una semana, la de anotador de rachas. Parecía que el genio de La Bomba se limitaba a su facilidad anotadora, de instant grits - un tipo de comida precocinada que se calienta en apenas segundos-, por lo que su rol, por definición, debía ser el de suplente requerido cuando el equipo tuviera problemas ofensivos.

Y ése era su papel hasta la lesión de Darko Milicic. Sin el center serbio, Iavaroni decidió retornar a Gasol a la posición de pívot y optar por un perímetro efervescente con Miller, Gay y el propio Navarro. La respuesta del catalán ha resultado tan sobresaliente que, al regreso de Milicic, el técnico de los Grizzlies tendrá que replantearse su esquema inicial. En los últimos cinco encuentros -cuatro de ellos como titular-, Navarro ha promediado 15,4 puntos, 3,4 rebotes, 2,6 asistencias y unos porcentajes de tiro excelentes (cerca del 50 por ciento en tiros de campo, casi un 37 por ciento en triples). Números de Rookie del Año, en definitiva, aderezados además con 28 puntos ante los Wizards (la máxima marca de un novato este año, superando los 27 anotados por Kevin Durant) y con dos victorias contra tres derrotas de Memphis. Nada extraordinario, desde luego, aunque sí comparado con el paupérrimo balance de 3-7 que presentaba la franquicia de Tennessee hace tan sólo diez días.

En cada uno de los últimos cinco choques, Navarro evidenció que su rol en la NBA no puede ser el de un chico que ha venido a ganarse el puesto, por mucho que su contrato por un año y su nimio -para los parámetros NBA- salario así lo digan. Juan from Downtown, su nuevo apodo en la NBA y que viene a evidenciar la sorpresa generalizada por su rendimiento, demostró que puede ser una alternativa al puesto de base (12 puntos y dos asistencias en los últimos cinco minutos de la derrota ante los Spurs), que puede romper a un rival con penetraciones (28 puntos y 10 de 14 ante los Wizards), que es certero en los momentos calientes del partido (tres de sus 11 rebotes totales y 5 de 6 tiros libres en los últimos dos minutos en el triunfo contra los Nets), y que, definitivamente, el equipo le necesita (sus compañeros le ignoraron en el segundo cuarto del Raptors, 101; Grizzlies, 93: el parcial de ese periodo fue de 30-10).

De repente, Navarro es una estrella destacada en el rookie report semanal de NBA.com y las comparaciones iniciales ya no son válidas. El límite de las grandes estrellas que arribaron a la NBA desde las ligas europeas está roto: el catalán anota ya más puntos que Ginobili en su temporada de novato, rebotea mejor que Petrovic en su primer curso en la NBA, logra más asistencias que el Marciulionis que fue escudero del trío Hardaway-Richmond-Mullin, presenta mejor porcentaje global de tiro que Kukoc y mejor acierto desde la línea de tres puntos que Jasikevicius, y es más fiable desde el tiro libre que Danilovic. Todos ellos llegaron a la NBA con la vitola de estrellas del viejo continente. La mayoría triunfaron. Navarro ya les ha superado.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios