Honda se retira de la Fórmula 1 por culpa de la crisis

  • La compañía no puede seguir invirtiendo los 675 millones de euros anuales necesarios. Ecclestone asegura que hay varias firmas interesadas en la compra de la escudería japonesa.

Comentarios 9

La crisis económica también ha llegado a la Formula 1. Se han cumplido los peores pronósticos y el equipo Honda Motor ha anunciado su retirada de la parrilla de salida. La compañía asegura que no puede seguir invirtiendo los 675 millones de euros anuales necesarios para poner en marcha la maquinaria automovilística. La FIA dice que la retirada de Honda demuestra que los costes de la Fórmula 1 son "insostenibles" mientras el patrón del automovilismo, Bernie Ecclestone, apunta que ya hay varias compañías interesadas en la compra de la escudería.

La compañía japonesa Honda Motor ha decidido en firme abandonar la Fórmula 1 antes de que dé comienzo la temporada 2009. "Es una decisión difícil que se ha tomado porque las condiciones del entorno de la industria automovilística normal se están deteriorando rápidamente, a causa de los problemas en Estados Unidos, la profunda crisis crediticia y la repentina bajada de las economías mundiales",  confirmó el presidente y director ejecutivo de Honda, Takeo Fukui.

La retirada de Honda muestra cómo la crisis económica ha empezado a afectar también a negocios deportivos como el de la Fórmula 1, en el que se manejan costes y beneficios anuales millonarios. En el comunicado dado a conocer por el máximo responsable de la escudería nipona se pone de manifiesto que Honda quiere "proteger sus actividades principales y garantizarlas a largo plazo", ya que "la incertidumbre sigue creciendo en la economía mundial y se espera que tarde cierto tiempo en recuperarse".

Fukui, que consideró esta decisión como "extremadamente difícil", confirmó, además, que Honda pondrá en venta su equipo de Fórmula 1, que lleva compitiendo desde 1964, se lamentó de no haber podido cumplir "las expectativas de los fans", a los que agradeció su apoyo, y anunció la intención de la compañía de asumir "nuevos retos en el futuro".

"Aprovechando todo lo que hemos aprendido durante estos tiempos de inestabilidad económica, junto con el espíritu competitivo que hemos adquirido con nuestra participación activa en la competición, pretendemos proseguir nuestro compromiso asumiendo nuevos retos", manifestó.

El Consejo de Administración de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) asegura que la decisión de la escudería japonesa pone de manifiesto que los costes de este deporte son "insostenibles". Bajo el punto de vista de la FIA, la recesión económica mundial sólo ha servido para agravar una situación ya crítica", señaló el máximo organismo del automovilismo, mediante un comunicado.

Pero la Formula 1 parece no estar dispuesta a sucumbir a la crisis, porque el 'show must go on'. Así, el patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, aseguró que ya hay varias compañías interesadas en la compra de la escudería Honda. "Hay varias personas por ahí que han mostrado un gran interés en comprar Honda", indicó. 

Al ser preguntado por la procedencia de ese interés, el patrón de la Fórmula 1 respondió que "extrañamente de dos zonas concretas", aunque no quiso añadir más datos, al tiempo que indicó que cuando vuelva a poner "el teléfono en funcionamiento" tendrá que hablar "con muchas personas sobre este tema".

Una de las consecuencias inmediatas de la retirada de Honda de la Fórmula 1 es que el británico Jenson Button se queda sin equipo para el campeonato del mundo del próximo año, aunque todavía hay varias escuderías que tienen que confirmar sus pilotos para la próxima campaña, que dará comienzo en Australia el 29 de marzo.

Ante esta situación, Takeo Fukui, pidió públicamente disculpas al piloto británico. "Es una verdadera vergüenza y me siento profundamente apenado por Jenson Button, pero no tenemos otra opción en las actuales condiciones económicas. Los malos resultados deportivos de este año no tienen ninguna relación con nuestra retirada", señaló Fukui.  

Además, la decisión también afecta al brasileño Bruno Senna, de 25 años, sobrino del triple campeón del mundo Ayrton, que se presentaba como el claro candidato a ocupar en la escudería japonesa el lugar del también brasileño Rubens Barrichello, que puso, previsiblemente, punto y final a su andadura en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Brasil que cerró la temporada 2008.

Por su parte, el director gerente de Honda, Hiroshi Oshima, confirmó que ya ha informado de la situación al jefe del equipo, Ross Brawn, así como al director ejecutivo de Honda Racing, Nick Fry, y que ambos se han quedado "tremendamente disgustados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios