natación mundiales de budapest

España reacciona tarde

  • Un mal inicio lastra en su estreno en el Mundial al conjunto de David Martín, que llegó a empatar el partido pese a ir perdiendo por tres goles

El español Munarriz intenta lanzar ante la defensa de los griegos Mourikis y Gounas. El español Munarriz intenta lanzar ante la defensa de los griegos Mourikis y Gounas.

El español Munarriz intenta lanzar ante la defensa de los griegos Mourikis y Gounas. / BALAZS CZAGANY / efe

Un gol del griego Georgios Dervisis a 1.24 minutos del final del encuentro supuso la puntilla en el estreno del equipo español en el Mundial de Budapest (7-8), en un partido en el que llegó a perder por tres tantos de diferencia y que incluso fue capaz de empatar, aunque no pudo llevarse nada positivo.

El partido parecía sentenciado en el inicio del último cuarto cuando una diana de Gounas puso el 4-7 en el marcador para el combinado heleno, pero España reaccionó, consiguió un parcial 3-0 en poco más de dos minutos con los goles de Mallarach, Gutiérrez y Tahull y pudo incluso adelantarse con un disparo de Munarriz que repelió el palo. Pero no fue así y Dervisis sentenció.

España empezó el partido a bajas revoluciones, se dejó comer el terreno por el poderío físico de los griegos que, además, aprovecharon prácticamente todas las superioridades que disfrutaron para poner tierra de por medio.

Y eso que fueron los de David Martín quienes marcaron antes. Granados puso el 1-0, si bien al término del primer cuarto Grecia ya se había puesto por delante (1-3). La ventaja aumentó hasta el 1-4 y se mantuvo hasta el 2-5, pero Mallarach, en la última acción del primer tiempo, acortó el resultado para irse al descanso con un 3-5 en contra.

En el tercer acto el seleccionador español decidió cambiar de portero y puso a Daniel López Pinedo por José María Motos, mostrando así su mejor versión. Con mucha fortaleza defensiva y más acierto en ataque el equipo mantuvo el tipo (4-6), aunque la inercia parecía otra. Con el 4-7 de Gounas en el inicio del último cuarto, todo parecía perdido para España, pero llegó un parcial 3-0 y el empate (7-7). Munarriz tuvo el 8-7 con un disparo al palo, pero Dervisis aprovechó una superioridad para decidir el partido. La diferencia estuvo en el aprovechamiento del hombre de más: España marcó un gol de nueve; Grecia seis de diez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios