El Club de Golf inaugura la segunda fase de preparación

  • La plantilla realiza en Los Villares su sesión matinal antes de disfrutar de dos jornadas de descanso

Empieza el trabajo duro. Después de unos días marcados por los test físicos y los entrenamientos marcados para desentumecer los músculos después del periodo vacacional estival, la verdadera pretemporada del Córdoba arrancó ayer con la visita a la sierra. No era una excursión. Todo lo contrario. Era una sesión de trabajo que se desarrolló en el Club de Golf de Los Villares por espacio de unos 90 minutos. Luego, por la tarde, la plantilla regresó a su hábitat natural y tuvo su dosis de balón durante otra sesión celebrada en El Arcángel. Fueran las últimas de la primera semana de trabajo, que termina con dos merecidas jornadas de descanso. El lunes tocará ponerse el mono de faena de nuevo para seguir acostumbrando el cuerpo de cara la concentración que, a partir del miércoles, desarrollará el equipo en Costa Ballena.

Como suele ser ya tradición en el conjunto blanquiverde, el preparador físico Esaú Sánchez dispuso ayer una intensa sesión en Los Villares. Esta vez, sin embargo, la expedición cambió los caminos del parque forestal por el césped del Club de Golf. Toda la plantilla, a excepción de los lesionados Endika Bordas y Aurelio -continuaron con la recuperación de sus dolencias físicas en el gimnasio de El Arcángel junto al recuperador, Víctor Núñez- se desplazó a primera hora de la mañana hasta la sierra para meter una marcha más a esta primera fase de preparación de cara al inminente curso que arrancará el próximo 31 de agosto.

Esaú preparó una serie de juegos con la intención de hacer más ameno un entrenamiento con una importante carga física. El preparador físico sigue con el incremento progresivo de las cargas de trabajo para evitar problemas musculares y que los jugadores vayan adaptando su cuerpo de cara a la segunda fase de preparación que se llevará a cabo durante los diez días que el equipo estará en tierras gaditanas.

Eso sí, después del palizón físico matinal, la plantilla disfrutó de un entrenamiento algo más lúdico por la tarde en El Arcángel. Fue la última sesión semanal, ya que José González ha querido premiar al grupo con dos jornadas de descanso aprovechando el fin de semana. El lunes, el equipo volverá a los entrenamientos antes de partir el miércoles hacia Rota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios