Campanero no quiere saber nada de primas a terceros

  • El presidente, ajeno a los maletines, se halla "con preocupación pero con mucho ánimo"

Comentarios 1

Rafael Campanero no viajará a San Sebastián. El presidente del Córdoba no quiere tentar a la suerte: la pasada temporada se desplazó un par de veces y al equipo no le fue bien. Su apoyo ha estado en El Arcángel, ya que ha cumplido en el palco hasta el último día a pesar de sus problemas de salud. El longevo mandatario blanquiverde confía en la salvación, aunque muestra toda la cautela que se deriva de muchos años de experiencia en estas lides.

Como casi todas las mañanas, Campanero estuvo ayer en El Arcángel. Y atendió a los periodistas de modo informal. Encara el desenlace liguero "con preocupación pero con mucho ánimo, con muchos deseos". "En un momento estábamos casi muertos, y tenemos muchas esperanzas de continuar en Segunda A", añadió, sabedor de que "tenemos muchas más posibilidades que ninguno, pero no sabemos lo que puede pasar".

La Real Sociedad "se lo juega todo", ya que necesita doblegar al Córdoba y que el Sporting pierda o el Málaga no gane -ambos juegan en casa ante el Eibar y el Tenerife, respectivamente- para subir a Primera. En cualquier caso, "es bonito enfrentarte a un equipo como la Real para que los jugadores den lo máximo".

En teoría, el Córdoba tiene un obstáculo en la última jornada: los adversarios de sus rivales directos para evitar el descenso no tienen objetivos clasificatorios. No obstante, el club que preside no ha entrado ni va a entrar en el trasiego de maletines. "Estamos jugando limpio desde el principio, porque así piensa el accionista mayoritario (José Romero) y yo mismo", aclaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios