El tiempo para la venta se agota y el acuerdo final cobra fuerza

Carlos González. Carlos González.

Carlos González. / juan ayala

La ruptura de las negociaciones por la venta del Córdoba que Carlos González escenificó la semana pasada no fue más que el enésimo capítulo en el juego de cartas en el que se ha convertido un proceso que tiene como fecha límite el 22 de enero y cuyo desenlace apunta a una entente entre Jesús León y Carlos González.

Después de la brecha abierta la semana pasada, ambas partes se muestran mucho más cautas pero las conversaciones siguen su curso, si bien el tiempo se agota y señala como día clave la jornada de hoy, pues el lunes el acuerdo debería estar ya perfilado para ser formalizado en una notaría. Ayer, Jesús León se encontraba fuera de Córdoba por asuntos profesionales pero, según aseguran fuentes próximas a la negociación por la compra-venta, hoy seguirán las conversaciones para buscar una entente antes de finales de semana que pueda cristalizar el próximo lunes, día en que está convocada la Junta Extraordinaria de Accionistas en la que León iba a asumir el mando del club como nuevo presidente.

En esa clave hay que interpretar los últimos movimientos del club, sobre todo en lo que concierne al mercado de fichajes, pues las salidas de Jaime Romero y Pinillos, más las que están por venir en breve, no permitirán a la actual propiedad incorporar jugadores, ya que el límite salarial sigue sobrepasado en algo menos de un millón de euros. En todo caso, esas operaciones allanarían el camino a los nuevos rectores, que de hacerse finalmente con las riendas del club ya podrán trabajar más centrados en la faceta de incorporaciones, siempre y cuando logren ampliar el límite salarial del club.

Ayer, en los micrófonos de Canal Sur Radio fue Pedro García, primer teniente de alcalde de la ciudad, el que confirmó que "las puertas no están cerradas y en los próximos días se puede llegar a un acuerdo" para el cambio accionarial, si bien la estrategia de las partes ahora parece pasar a una mayor discreción mediática en busca de la resolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios