Un tesoro que merece el museo

José Luis Navarro, junto a Joaquín Zulategui y Manuel Garrido. José Luis Navarro, junto a Joaquín Zulategui y Manuel Garrido.

José Luis Navarro, junto a Joaquín Zulategui y Manuel Garrido. / el día

El jugador que más veces ha vestido la camiseta del Córdoba en su historia, José Luis Navarro, hizo ayer un regalo al club de su vida que tiene un valor incalculable. El ilustre cordobesista, reconocido recientemente por el club como una de sus leyendas, cedió la camiseta, su par de botas y el balón con el que se disputó el partido ante el Recreativo de Huelva, el 1 de abril de 1962, que significó el primer ascenso a Primera en la historia del Córdoba.

Dicho material, junto a varios documentos y fotografías más que Navarro guardaba con mimo, fueron recepcionados ayer por Joaquín Zulategui y Manuel Garrido, consejeros de la entidad cordobesista. La intención del Córdoba es exponer este material en la zona del antepalco de El Arcángel, hasta que tome forma uno de los proyectos que Jesús León anunció a su llegada y que la masa social cordobesista anhela desde hace tiempo. No es otro que ese museo del club que hace tiempo se viene insinuando como una meta a alcanzar pero que nunca llegó a plasmarse. Navarro dio ayer un paso importante regalando a la entidad un auténtico tesoro que bien merece ese museo para el disfrute del cordobesismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios