córdoba cf

Del mal, el menos

  • Sólo el Nàstic ganó entre los rivales directos de un Córdoba que ahora ve la permanencia a cinco puntos

  • Almería y Barça B marcan la frontera

Javi Galán salva un balón sobre la línea del terreno de juego de Los Pajaritos ante la vigilancia de Pablo Valcarce. Javi Galán salva un balón sobre la línea del terreno de juego de Los Pajaritos ante la vigilancia de Pablo Valcarce.

Javi Galán salva un balón sobre la línea del terreno de juego de Los Pajaritos ante la vigilancia de Pablo Valcarce. / lof

El Córdoba salvó de la mejor manera posible un fin de semana que arrancó torcido, con el final de su buena racha de resultados en Soria. Porque el pinchazo ayer de todos sus rivales directos, a excepción del Nàstic -ganó por fin en el Nou Estadi, al Lugo (3-0)-, hace que la distancia con la permanencia apenas se incremente en un punto, quedando ahora a cinco con 27 todavía en juego y pasando a ser el Almería y el Barcelona B las nuevas referencias fuera de la ozna de peligro. Un mal menor que permite al cordobesismo mantener una leve sonrisa en el rostro y afrontar con la máxima ilusión posible la final del próximo domingo ante el Lorca (El Arcángel, 18:00), por mucho que los algoritmos matemáticos que el respetado experto en datos MisterChip ofrece cada año en su máquina diabólica empuje a los blanquiverdes a jugar el próximo curso en Segunda B.

Después de cinco jornadas sin perder, tras recortar nueve puntos y meterse de lleno en una pelea por la salvación a la que inicialmente no estaba invitado, la derrota en Los Pajaritos fue un jarro de agua fría para el Córdoba. Sin embargo, nada más acabar el partido, José Ramón Sandoval puso un punto de cordura para parar el desasosiego: "Estamos en la pelea, antes y ahora. Tenemos que saber que la derrota no nos puede hacer daño, tenemos que seguir trabajando. El próximo partido es importante y hay que seguir sumando". Las palabras del técnico sirvieron de colchón para amortiguar el golpe recibido a manos del Numancia, que al final ha sido mucho menos doloroso de lo que podía ser.

La 'máquina diabólica' de MisterChip concede un 67,1% de opciones de bajar a los blanquiverdes

Porque a pesar de perder, pese a llevar dos jornadas sin ganar, con un balance de un punto de seis, el CCF está sólo un paso más lejos que hace dos semanas. Con nueve episodios aún por escribir, sólo está a dos partidos de salir del pozo en el que lleva metido más de medio campeonato. Eso sí, ahora la referencia la marcan el Almería y el Barcelona B, que ayer cayeron por idéntico marcador (1-3 los albirrojos en casa con el Sporting y 3-1 los azulgrana en Sevilla) para seguir a cinco del cuadro cordobesista. A siete se ha ido ya el Nàstic, el único de los de abajo junto a los dos colistas -el filial nervionense y el próximo visitante de El Arcángel, el Lorca- que ganó esta jornada; el resto está ya por encima de la barrera de los 40, con el Alcorcón y el Reus como reclamos más cercanos (41).

Ante esta situación y pese a la reacción experimentada, es normal que muchos den por muerto aún al Córdoba. Porque lejos de sensaciones, rachas y calendarios, las matemáticas dicen que el equipo de Sandoval es el tercero que más difícil lo tiene para salvarse, entre otras cosas porque se sitúa el tercero por la cola. De hecho, las combinaciones de la máquina diabólica de MisterChip, todo un clásico cuando se acerca el tramo final de la competición y que ayer hizo públicas en Onda Cero, dicen que los cuatro equipos con más probabilidades de estar la próxima campaña en Segunda B son los actuales cuatro últimos, y por ese mismo orden.

De esta manera, el Sevilla Atlético y el Lorca tendrían hasta un 99,9% de descender, mientras que el Córdoba se quedaría en un 67,1 y la Cultural, en un 57,9. ¿A qué equipo habría que mirar entonces para obrar el milagro? El Nàstic sería el primer objetivo a cazar por los habitantes de las cuatro últimas plazas, pues su probabilidad de caer ascendería a un 26,1, mientras que el Almería se iría a un 20,4 y el Barcelona B llegaría al 17,3. Esos son todos los que hoy están por debajo de 40 puntos; el Alcorcón, que suma 41, tendría un 7,6 y el Reus, con la misma puntuación, se quedaría en un 2,9. Visto así, parece claro que el cordobesismo tendrá que luchar también contras las matemáticas para dar forma a una remontada que, pese al frenazo de las dos últimas semanas y con especial mención a la derrota de Soria, está a tiro de cinco puntos. Y eso hace que este equipo siga estando muy vivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios