córdoba c.f.

El golpe de efecto final

  • El CCF trabaja para inscribir a Bambock o Montelongo con el filial aprovechando la baja de larga duración de Kike

  • La prioridad es el pivote, que es sub 23 y podría jugar con el primer equipo

Bambock, junto a Jesús Valentín, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Bambock, junto a Jesús Valentín, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Bambock, junto a Jesús Valentín, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / juan ayala

Después de situarse a sólo dos puntos de la permanencia, dependiendo ya de sí mismo, el Córdoba trabaja desde la pasada semana en dar otro golpe de efecto definitivo a la liga para las ocho jornadas finales. Aprovechando la lesión de larga duración de Kike Echávarri, el club blanquiverde pretende inscribir con ficha del filial a Franck Bambock, pues dada su condición de sub 23, podría jugar de inmediato con el primer equipo, convirtiéndose en un refuerzo de lujo para la medular del conjunto de Sandoval. En caso de que sus condiciones contractuales lo impidieran, el elegido sería Bruno Montelongo, que también se quedó sin ficha en enero por el límite salarial, si bien el uruguayo sólo podría jugar con el filial, al tener 25 años.

El Córdoba se encontró la pasada semana con la desagradable noticia de la lesión de Kike Echávarri en el partido que el filial disputó en Lucena ante el Écija. El central balear, uno de los fichajes de la nueva propiedad para el segundo equipo, sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo que lo dejará fuera de los terrenos de juego por un espacio aproximado de seis meses. El peor de los escenarios posibles para el jugador... pero una puerta abierta para el club para reforzarse de cara al tramo decisivo de la temporada, que la dirección deportiva que lideran Luis Oliver y Daniel López Ramos están dispuestos a exprimir.

De momento, la entidad cordobesista ya solicitó a finales de la pasada semana la baja federativa de Kike -operado el lunes- a la Federación Española de Fútbol (RFEF), pasando a disponer de un plazo de diez días para encontrar un sustituto con el que cubrir ese puesto. Y el recambio parece que estará en casa. Porque el Córdoba cuenta desde enero en nómina con dos futbolistas que más allá de participar en todos los entrenamientos como uno más, saben que el fin de semana les toca ver el partido en la grada sin necesidad de tener que esperar a conocer la convocatoria del entrenador.

Son Bambock y Montelongo, cuya situación es bastante diferente en las circunstancias actuales pese a que ambos se quedaron fuera en enero por idéntico motivo, al sobrepasar el club el tope salarial establecido por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para fichajes. Un obstáculo que se convierte en estos momentos en menor, dado que en Segunda B no hay mínimo salarial establecido, por mucho que luego las cuentas del filial computen dentro de las globales del club que maneja la patronal.

Así, el Córdoba está convencido de que podrá suplir a Kike con uno de esos dos futbolistas ahora sin ficha. La prioridad, sin lugar a dudas, es Bambock. El franco-camerunés ocupa una posición, la de mediocentro defensivo, que vendría de lujo a Sandoval para equilibrar la medular, donde sólo Edu Ramos cuenta con el cartel de intocable después de haber alternado hasta con cinco futbolistas desde la llegada del técnico de Humanes. No sólo eso, sino que físicamente daría un plus al equipo, que con independencia de los resultados actuales, viene demandando un perfil así desde el verano. Con todo, lo más importante es que por su condición de sub 23 -alcanzó esta edad precisamente el viernes- podría actuar de manera inmediata con el primer equipo pese a tener ficha con el B.

Algo que juega en contra de Bruno Montelongo, el otro jugador que está sin ficha desde enero, pero que sólo podría jugar con el filial al tener más de 23 años (25). El uruguayo es la segunda opción en caso de que el contrato de Bambock diera algún problema. Hay que recordar que el pivote llegó el último día de enero tras desvincularse sobre la bocina del Sparta de Rotterdam, de la Eredevisie holandesa, con un contrato que su propia agencia de representación fijó hasta junio de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios