Los vecinos contra la peatonalización de Ciudad Jardín crean una plataforma

  • El colectivo lleva ya recogidas más de 3.000 firmas contra el proyecto que pretende el Ayuntamiento para el barrio

Algunos miembros de la plataforma ciudadana muestran el cartel con el logo del colectivo. Algunos miembros de la plataforma ciudadana muestran el cartel con el logo del colectivo.

Algunos miembros de la plataforma ciudadana muestran el cartel con el logo del colectivo. / Juan Ayala

Los vecinos y comerciantes que están en contra de la peatonalización de Ciudad Jardín se han constituido en plataforma ciudadana, "con la único intención de exigir para nuestro barrio las mejoras que históricamente se le han ido negando", según detalló el portavoz de la misma, Manuel Sarmiento, quien quiso dejar constancia de que "se trata de una plataforma independiente y sin adscripción política". Sarmiento insistió en que llevan recogidas ya más de 3.000 firmas anti peatonalización y demandó una reunión con la alcaldesa, Isabel Ambrosio, para trasladarle "esas reivindicaciones históricas de todos los vecinos y los comerciantes del barrio".

El portavoz de la plataforma defendió que los datos de la Federación Comercio Córdoba que hablan de que el 70% de los negocios del barrio están a favor de la peatonalización "no son ciertos", datos que contrarrestó puntualizando que, por ejemplo, "de los comerciantes de Antonio Maura, 27 están en contra de la peatonalización y seis a a favor, estos seis son establecimientos de hostelería; en Costal Sol hay ocho en contra, ninguno a favor y tres que no saben o no contestan; y en Alcalde Sanz Noguer hay 12 en contra, ninguno a favor y el resto no se manifiestan", sentenció.

Desde la plataforma se mostraron convencidos de que el proyecto del Ayuntamiento convertiría a Ciudad Jardín en un barrio de ocio nocturno y lo aislaría. "Como el Ayuntamiento no ha hecho caso a los vecinos, nos hemos visto obligado a crear la plataforma, también al no vernos representados por las asociaciones vecinales y de comerciantes", dijo. Entre esas reivindicaciones básicas que piden al Ayuntamiento está "el rechazo frontal a la peatonalización, dado que no obedece a ninguna demanda de la ciudadanía o colectivo social, además de que supondrá perder plazas de aparcamiento, se perderá la recirculación interior del barrio, se cerrará el barrio, no beneficia al vecindario afectado y no beneficia al comerció afectado", apuntó. Otras reivindicaciones son más plazas de aparcamiento, zonas de carga y descarga acordes a las necesidades del comercio, el rechazo a la zona azul en el barrio, la mejora de las edificaciones, mayores dotaciones sociales -centro de mayores y centro cultural- y la mejora de acerados y calzadas. También demandan "una iluminación adecuada y suficiente en las calles, la mejora de la limpieza viaria, el control de los propietarios de las mascotas, el control de roedores, de palomas y de los malos olores del saneamiento, la adecuada conservación del mobiliario urbano, la adecuada conservación de zonas verdes y zonas infantiles y un aumento de la presencia policial en el barrio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios