Los vecinos denuncian el abandono de Las Moreras y el aumento de actos vandálicos

  • La asociación La Palabra solicita a las administraciones que les incluyan en los programas sociales para no volver a la exclusión

Comentarios 1

Los vecinos de Las Moreras denunciaron ayer el abandono que este barrio está sufriendo desde hace un par de años por parte de las administraciones. La presidenta de la Asociación de Vecinos La Palabra, Ana Sánchez, manifestó que en las últimas semanas se han producido varios actos vandálicos y apuntó, entre otros, el que de nuevo se estén haciendo "candelas en el jardín central". Lo peor de esta historia es que para encenderlas se utilizan "los asientos y respaldos de los bancos de la zona ajardinada". Sánchez denunció que "estos actos vandálicos e incívicos destruyen los equipamientos" que durante años se han mantenido y por los que se "ha trabajado y luchado durante mucho tiempo". Y es que estos acontecimientos se están reproduciendo en un barrio que está aún en vía de recuperación tras haber sido, durante muchos años, una de las zonas de exclusión social de la ciudad, junto a Las Palmeras o el barrio Guadalquivir, donde actualmente se trabaja a través de programas sociales.

Sánchez aseguró en este sentido que desde hace dos años Las Moreras "no está metido en ningún plan social, ni de la Junta ni del Ayuntamiento", algo que criticó, ya que aunque "a las administraciones les parezca que ya no hace falta, a la vista está que hay que seguir trabajando".

La portavoz de Las Moreras se refirió así al trabajo que se sigue haciendo en otros barrios declarados aún como zonas de exclusión social, los cuales están incluidos en planes de actuación preferente. Ante esta actitud incívica por parte de algunos residentes de la zona, la presidenta de este colectivo quiso dejar claro que "son pocas familias", en el cómputo global, las que "se comportan de esta manera, lo que no quita que desluzcan el trabajo y el esfuerzo que el resto del barrio está haciendo" para integrarse completamente en la sociedad y en la ciudad.

Una de las maneras de "volver de nuevo al camino" emprendido hace unos años, según indicó la representante vecinal, es "elaborar un programa social integral con las familias más conflictivas", trabajando tanto la orientación laboral y el empleo como la educación. En este plan tendrían que estar "todas las administraciones con competencias en la ciudad y hacerlo de forma conjunta y global", añadió Sánchez. Asimismo, la Asociación de Vecinos La Palabra se quejó de "la falta de vigilancia" por parte de la Policía Local en el barrio, lo que está provocando que "el jardín central de Las Moreras no sea un lugar de esparcimiento para los residentes".

Sánchez solicitó por este motivo más vigilancia en el barrio y que "se persigan los actos incívicos como se hace en el resto de la ciudad", donde "si se quema un contenedor y se cambia, aquí no". Además, volvió a reivindicar la limpieza de los patios interiores, pendientes de que el Ayuntamiento los recepcione. Sánchez ahondó además en la necesidad de que estos actos "se atajen para que no desemboquen en un nuevo indicador de desigualdad y exclusión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios