La sociedad cordobesa refleja su apoyo a Medina Azahara con un manifiesto

  • Más de 60 entidades de diversos ámbitos firman un documento en el que secundan la candidadura de la ciudad palatina a Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco

La sociedad cordobesa mostró ayer su apoyo a la candidatura de Medina Azahara a Patrimonio de la Humanidad por la Unesco con la firma del manifiesto "Enamorados de la ciudad que brilla", con la que se comprometen, dentro de su ámbito de influencia, "a promover el conocimiento y valoración" del conjunto arqueológico, "a difundir sus atractivos y fomentar las visitas" y a involucrarse "de manera directa y activa en la promoción de la campaña informativa" diseñada para darla a conocer.

Un total de 61 entidades del mundo de la cultura, la empresa, la sanidad, la religión, el deporte, la educación y el movimiento vecinal se dieron cita en la Sala Orive en un acto que estuvo presidido por el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; y el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz.

Se comprometen a "difundir los atractivos y fomentar las visitas" al conjunto arqueológico

Esta iniciativa quiere reflejar el amplio respaldo social con el que cuenta la candidatura y "el compromiso del tejido asociativo, de los agentes económicos y sociales y la ciudadanía en la difusión de los valores únicos y excepcionales del enclave", señala el manifiesto. Con esto, los firmantes declaran su "decidida intención de participar en cuantas iniciativas sean necesarias para convertir a Medina Azahara en un factor de dinamización social, cultural y productivo del área de Córdoba, que permita la creación, en un marco de desarrollo sostenible, de empleo y riqueza". Del mismo modo, serán "anfitriones de todos aquellos que decidan visitarnos".

En su discurso, Ambrosio agradeció a los asistentes el haber "acudido a esta llamada de Medina Azahara" para firmar "su compromiso con una de las herencias del mejor pasado que ha tenido esta ciudad". La alcaldesa recordó que se trata de "la única ciudad califal existente en Europa y una de las más singulares del mundo".

Medina Azahara sería ese complemento perfecto para comprender el esplendor de aquella Córdoba, sin duda la ciudad más importante del siglo X". "Esta candidatura nos obliga a todos; a las instituciones a seguir ese camino en la conservación y en la puesta en valor de esa formidable herencia que hemos recibido, pero también obliga a la sociedad civil a seguir dando vida a ese patrimonio que sin su concurso sería un mero decorado", indicó Ambrosio.

En ese sentido, resaltó el patrimonio como "uno de nuestros principales activos en materia de desarrollo económico y empleo". "Las sinergias que se muestran aquí son importantes para afrontar con más fortaleza el camino, que exige, a partir de ahora, mayor esfuerzo, mayor compromiso, un trabajo constante y una dedicación; a la misma vez que estoy segura de que va a reportar recompensas para nuestra tierra y también alegrar el orgullo y la autoestima de los cordobeses", a los que quiere "incorporar como un elemento imprescindible" en la candidatura.

En este acto, el consejero de Cultura manifestó que "la defensa, la protección y puesta en valor del patrimonio es una tarea en la que son precisas muchas manos; se trata de una misión que no sólo compete a las administraciones". Por eso, desde el Gobierno andaluz y el Ayuntamiento "vamos a seguir trabajando mano a mano para involucrar a la ciudadanía en el objetivo de hacer de la candidatura de Medina Azahara una meta compartida, una causa común que nos fortalece y nos une".

En su discurso, Vázquez detalló que este año la Junta tiene previsto invertir dos millones de euros en el conjunto arqueológico e incidió en "la necesidad de sumar esfuerzos desde la colaboración público y privada para contribuir a este objetivo".

Por su parte, Ruiz calificó este proyecto como "aglutinador e ilusionante", ya que "merece absolutamente la pena y tenemos que ir todas las administraciones de la mano y trabajar conjuntamente; pero es muy importante, además, porque aquí está también la sociedad civil de esta ciudad y esta provincia".

Por último, la presidenta del Consejo Social de la Ciudad, María Dolores Baena, recordó que Medina Azahara es "un icono incontestable de un momento histórico, el Califato de Córdoba, con sus claros y sus oscuros". En esa línea, añadió que la ciudad califal es "única en occidente, un símbolo" que tiene los pies "en los dos lados del mundo", siendo un "puente entre oriente y occidente".

En esa idea incide el manifiesto, con el que los firmantes desean "contribuir desde Córdoba y Andalucía a que la antigua ciudad califal siga siendo un bien cultural que, con su proyección internacional, sea un excepcional referente de la diversidad creativa del ser humano y contribuya a la comprensión de las diferencias y, por lo tanto, a la necesaria concordia entre todos los pueblos del mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios