Unos 500 sanitarios han emigrado ya por la precariedad del SAS

  • Médicos y enfermeros se marchan a otras ciudades y países en busca de mejor trabajo

Comentarios 1

Más de medio millar de profesionales sanitarios se han visto obligados a dejar Córdoba en los últimos años debido a la "precariedad" de los puestos de trabajo del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Tanto el sindicato profesional de Enfermería (Satse) como el de médicos (Simec), ambos mayoritarios en la provincia, han denunciado la "creciente" fuga de trabajadores a otras comunidades autónomas y países europeos en busca de mejores condiciones laborales. Esta realidad contrasta, sin embargo, con la dificultad para encontrar facultativos y con el bajo índice de sustituciones en los periodos vacacionales. Según el Satse, la "precariedad" en los contratos, la "falta o deficitaria" oferta de trabajo y las "durísimas" condiciones que se dan en los centros sanitarios cordobeses han "ahuyentando" a más de 350 diplomados en el último lustro. La organización profesional recordó que cualquier enfermero que trabaje en la provincia percibe unos 250 euros mensuales menos que la media nacional, "y además soporta una sobrecarga asistencial y profesional, así como un déficit de la plantilla que no se dan en otras regiones". La diferencia es aún más evidente en el colectivo médico, pues según denunció el Simec la diferencia salarial con respecto a los facultativos de otras comunidades, como por ejemplo Murcia, Madrid o Extremadura, puede alcanzar los 2.000 euros mensuales. Según esta organización, en los últimos años más de un centenar de galenos ha optado por abandonar su ciudad por las "pésimas" condiciones retributivas que se dan en Andalucía, y denunciaron que entre algunos de los conceptos que la Administración se "niega" a pagar es el acúmulo de cupos, es decir, cuando un médico se hace cargo de los pacientes de su compañero, una cuantía que puede ascender a 75 euros diarios o a 1.500 euros al mes.

Las comunidades preferidas por los cordobeses que abandonan su tierra son Castilla La Mancha, Extremadura, Islas Canarias y las Baleares, y en cuanto a los países europeos encabezan el ranking Portugal y Gran Bretaña. Debido a estas deficiencias, el Satse exigió a la administración sanitaria una mayor "sensibilidad" y "capacidad de gestión" para evitar que cientos de profesionales de Enfermería tengan que emigrar cada año "en busca del empleo que no encuentran en su tierra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios