Una residencia atenderá a 20 enfermos mentales en 2010

  • La casa hogar será construida por la Junta de Andalucía y tiene como objetivo tratar a pacientes que estén solos y formarlos para conseguir un puesto de trabajo

14

La Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (Faisem), dependiente de la Junta de Andalucía, ha dado un nuevo paso para ofrecer más recursos a las personas que sufren estas patologías. Esta organización construirá una casa hogar para tratar a estos enfermos, que se espera que esté en funcionamiento a principios de 2010. La Junta va a destinar casi un millón de euros en este centro que estará ubicado en la avenida del Aeropuerto y atenderá a unas 20 personas, según explicó a El Día el delegado de Faisem en Córdoba, Juan Antonio Moñiz. Esta será la cuarta residencia de este tipo que habrá en la provincia, una de ellas está en Cabra y otras dos en la capital, que atienden a 52 enfermos, a los que habría que sumar estas 20 nueva plazas.

Esta casa hogar, además, generará unos 15 puestos de trabajo fijos entre auxiliares, sanitarios y personal administrativo, que se encargarán de atender a los enfermos. Este concepto de residencia que defiende Faisem, según explicó Moñiz, no consiste en ningún sanatorio "ni nada frío", sino que se trata de un alojamiento "temporal" en el que se acoge a los pacientes por alguna circunstancia excepcional. Por ejemplo, cuando "alguien sufre algún brote en plena época de estudios" o porque "se haya quedado sin familia". Es entonces cuando Faisem se hace cargo del paciente y le proporciona alojamiento, atención y formación, ya que su objetivo es "que salgan con un puesto de trabajo o en condiciones para poder conseguir uno".

Una vez que pasan un tiempo de adaptación en la residencia, los enfermos pueden volver a su casa o bien permanecer en una de las 14 viviendas supervisadas que también posee la fundación en Córdoba y que atienden a 58 usuarios. Estos pisos se encuentran en Córdoba capital (nueve), Montoro (cuatro) y uno en Pozoblanco. Otro de los mecanismos de ayuda de Faisem es el apoyo domiciliario, un programa mediante el cual unos profesionales ofrecen su trabajo y atención a los enfermos en su propia casa. El seguimiento de la enfermedad a través del enlace domiciliario llega a 43 personas.

La fundación dependiente de la Junta tiene como objetivo en todo momento "favorecer la autonomía personal" de los enfermos para que puedan enfrentarse a la vida diaria. En cualquier caso, "faltan recursos" aseguró abiertamente Moñiz, ya que la rehabilitación de un enfermo mental necesita de un tratamiento médico y también de una atención social. Estas dos vertientes tienen que ir entrelazadas para garantizar la cura de estos pacientes. Esto sólo ocurre en las patologías menores porque las mayores son incurables, aunque se pueda mantener la integración del enfermo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios