La falta de presupuesto merma las opciones de obtener ayuda para el relevo generacional

  • Los colectivos agrarios denuncian que el 80% de las solicitudes se han dejado sin atender y reclaman que se incrementen los fondos

Un agricultor, en su plantación de patatas. Un agricultor, en su plantación de patatas.

Un agricultor, en su plantación de patatas. / el día

Las organizaciones agrarias Asaja Córdoba, COAG y UPA han hecho frente común para denunciar que el presupuesto que dedica la Junta de Andalucía para el relevo generacional en el campo -la llamada Ayuda a la Primera Instalación de Jóvenes en la Agricultura- es insuficiente y demandan "que se incremente el presupuesto necesario para que se produzca ese también necesario relevo generacional", en palabras de COAG, que recuerda que en la anterior convocatoria se aumentaron de 20 a 90 millones finalmente estos fondos. Tanto Asaja Córdoba como UPA denuncian que en el total de la comunidad autónoma se han llegado a dejar sin financiación el 80% de las solicitudes presentadas.

Desde Asaja Córdoba informan de que la Junta acaba de publicar la resolución provisional, en la que sólo el 20% de los expedientes de toda la región está aprobado; de ellos, 63 son de Córdoba. La organización recuerda que este tipo de ayudas europeas (incluidas en el PDRA 2014-2020) son "la única herramienta que tienen los jóvenes para dejar de engrosar las listas del paro y crearse su propio puesto de trabajo en el sector primario". Así, insta a la Consejería de Agricultura a que libere más fondos en este concepto. Asaja Córdoba recuerda a todos los que pidieron las ayudas que tienen un plazo de diez días para completar sus expedientes.

Del total de expedientes presentados en Andalucía, el 35% ha sido denegado por falta de presupuesto y el resto han sido desestimados por otras causas. La organización agraria insiste en "la necesidad de fomentar que los jóvenes reciban estas ayudas europeas, que actualmente son la única herramienta que les ayuda a crearse su propio puesto de trabajo en la agricultura y, con ello, contribuir al mismo tiempo a propiciar el relevo generacional en el sector primario". Ante tal cantidad de expedientes denegados, Asaja Córdoba considera de vital importancia una ampliación de los fondos económicos de estas ayudas, que en 2016 estaban presupuestadas con 30 millones de euros. "Solo con la cantidad de expedientes suplentes, es decir, gente que cumple los requisitos pero que no recibirá la ayuda por falta de presupuesto, harían falta otros cerca de 51 millones de euros", apunta el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, quien recuerda que el año pasado se aprobó finalmente una ampliación de presupuesto hasta llegar a los 90 millones de euros y que incluso con esta ampliación hubo expedientes que cumplían los requisitos que se quedaron fuera de las ayudas. "Pedimos a la consejería que haga los esfuerzos correspondientes y que gestione la ampliación de crédito para este concepto, crédito que está incluido en los fondos del PDRA 2014-2020", insiste el presidente de Asaja Córdoba. La organización recuerda a todos los que pidieron las ayudas en 2016 que tienen un plazo de diez días (hasta el 27 de marzo) para completar los expedientes, tanto si han sido aprobados como si han sido denegados o han quedado suplentes. En estos dos últimos casos, pueden presentar los correspondientes recursos.

Tal y como detalla COAG Andalucía, según datos de la Consejería de Agricultura, de las 2.389 solicitudes presentadas en esta convocatoria, han resultado 1.280 favorables, 1.103 desfavorables y seis desistimientos. De las 1.280 favorables, solo 475 recibirán la ayuda (por un importe medio de unos 63.000 euros), porque los casi 30 millones de euros disponibles solo permiten atender el 37% de las solicitudes favorables. "Es decir, más del 60% de los jóvenes que cumplen todos los requisitos de la convocatoria quedarán sin apoyo por falta de presupuesto", sentencian desde la organización agraria. Para COAG Andalucía es inaceptable que más de 800 jóvenes que quieren incorporarse a la actividad agraria queden excluidos de la convocatoria y pide a la consejería que haga un esfuerzo mayor para poder llegar al 100% de las solicitudes favorables.

Todo ello en un contexto en el que, según la organización agraria, "no podemos olvidar que actualmente solo el 4,5% de los titulares de explotaciones son menores de 35 años y solo el 9% son menores de 40 años". "En cambio, el 36% son mayores de 65 años: esto significa que hay más de 82.000 explotaciones que en 2020 estarán en manos de mayores de 70 si no se da el relevo generacional necesario para el mantenimiento de la actividad en el medio rural", insisten desde COAG, para destacar que "a ello hay que añadirle el empleo indirecto: según Eurostat, por cada joven que se incorpora a la actividad agraria se generan entre siete y diez empleos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios