El precio del carburante encarece unos 100 euros de media las vacaciones

  • La mayoría de los clientes de las agencias no cancela su destino al conocer la subida del coste del producto

Los cordobeses están viendo estos últimos días como el presupuesto que pidieron hace unos meses para irse de vacaciones este verano se ha visto incrementado notablemente con la última subida del carburante. Y es que todos los viajes reservados que tengan incluido un vuelo se han incrementado una media de unos 50 euros por persona, una cantidad que en los destinos al Caribe asciende a unos 100 euros por persona, según manifestó María Eugenia Garrido Velasco, responsable del departamento de ventas de Viajes Cajasur. Este dato supone que en un viaje para Europa, contratado normalmente para dos personas como mínimo, el coste se haya incrementado unos 100 euros para todos turistas que salen a partir del 1 de julio, mientras que para los destinos al Caribe sea de 200 euros.

Esta experta aseguró que los clientes "no se lo toman nada bien", pero "la mayoría no cancela su viaje". Y es que la solución es quedarse en casa, puesto que la subida afecta a todos los vuelos, tantos nacionales como internacionales. Esta situación llega a ser "desesperante" sobre todo para los reservan su viaje de novios, puesto que al hacer la gestión con unos cinco o seis meses de antelación "el precio les ha subido este año en tres ocasiones". En este sentido, cabe señalar que "el problema de la subida del carburante se arrastra desde hace unos tres años", manifestó, Marta Jiménez, agente de viajes de Viajes Palmasur, quien aseguró, sin embargo, que este año "ha sido peor", ya que el coste de un vuelo a Europa, por ejemplo, "ha subido respecto al año anterior unos 30 euros". Una tendencia que está proliferando cada vez más, según las agencias de viajes encuestadas, es que los clientes "deciden financiar su viajes cada vez más, aunque éste sea de unos 500 euros", apuntó Garrido.

La política de las mayoristas y touroperadores les permite subir las tasas de carburante hasta 21 días antes de salir de viaje, por lo que "nadie se libra de que le afecte". La única solución para evitar estas subidas es que "emitan el billete", afirmó Miriam Gala, de Viajes Marín, quien señaló que este hecho no lo hace "casi nadie, puesto que se arriesga a tener que pagar los gastos de cancelación completos si al final no se va de vacaciones". Esta posibilidad, sin embargo, no se da en todas las mayoristas, puesto que la mayoría "espera hasta pocas semanas antes para emitir los vuelos", señaló Jiménez. De los grandes touroperadores sólo Soltour hace comisionables los gastos de carburante, lo que hace que las agencias de viajes tengan cierto margen para rebajar algo sus márgenes y no asfixiar a sus clientes. Travelplan y el grupo Star los cobran netos, por lo que las agencias "ni se llevan un porcentaje ni pueden rebajar su margen", aseguró Jiménez. Algunos de los clientes encuestados por este periódico aseguraron que no cambian de destino porque "nos hace ilusión ir a Londres, pero ganas entran de quedarse en casa", apuntó Clara García, que ultimaba su viaje a la capital británica en una de las agencias del centro. Por el momento, no ha habido quejas ni reclamaciones en la Unión de Consumidores, aunque fuentes de esta asociación aseguraron que "será a partir de mitad de mes cuando se empiecen a recibir", puesto que "los usuarios es en estas fechas cuando reciben la notificación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios