La crisis obliga a la Junta a cambiar el régimen de acceso de 139 VPO

  • Fomento modifica las condiciones de siete promociones para venta a alquiler con opción a compra · La Junta entrega diez viviendas en el barrio de La Fuensanta

La crisis y la situación financiera que arrastran cientos de familias ha provocado que la Junta haya tenido que modificar las condiciones de acceso de hasta 139 viviendas de protección oficial (VPO) en la provincia. En concreto, estas casas han pasado de estar a la venta a ofertarse en régimen de alquiler con opción a compra, según anunció ayer la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, quien explicó que estos pisos pertenecen a siete promociones que se encuentran en los municipios de Peñarroya-Pueblonuevo, Rute, Villanueva de Córdoba y Baena, a las que se suman hasta 54 viviendas en Pozoblanco que están a punto de finalizarse. Cortés aseguró que su departamento ha tomado esta decisión "por la situación de emergencia social" que se vive. A su juicio, "el cambio en la política de vivienda es absolutamente necesario".

"Con esta medida pretendemos que las familias puedan acceder a una vivienda con un alquiler asequible y así hacer frente a la situación económica y financiera actual, que impide el acceso al crédito a miles de familias castigadas", consideró y añadió que las "recetas para afrontar el drama de los desahucios son la reforma de la Ley Hipotecaria y de la Ley de Enjuiciamiento Civil, la dación en pago con efecto retroactivo y paralización inmediata de todos los desahucios". Cortés recordó que en Andalucía "decidimos hace seis meses la paralización inmediata de los desahucios en el parque público de vivienda porque no podemos permitir que una familia pierda su vivienda por no poder pagar".

Cortés hizo este anuncio durante la entrega de una decena de VPO en el barrio de La Fuensanta, que se encuentran ubicadas en un solar cedido por el Ayuntamiento en el número 9 de la calle Conquistador Ordoño Álvarez. Los nuevos inquilinos son, en su mayoría, familias menores de 35 años, que sólo tendrán que pagar al mes entre 118 y 170 euros por su vivienda. La promoción cuenta con 13 pisos, si bien tres de ellas están en proceso de adjudicación. En total el bloque lo componen nueve viviendas de dos dormitorios y cuatro de tres, además de diez plazas de garaje. Quien no podía ayer ocultar su emoción al recibir las llaves de la que es ya su casa fue David Pérez, un joven cordobés de 24 años que trabaja como conserje. "Llevo esperando desde 2008 y soy el más joven de la promoción", apuntó y añadió que fue su hermano el que le animó a participar en el sorteo de estas VPO en régimen de alquiler.

Manuel Sánchez y Rocío Delgado, ambos de 24 años, también acudieron al edificio para recoger sus llaves. "Conocíamos el piso sólo por los planos y hoy -por ayer- es la primera vez que lo vemos", reconoció Delegado, quien comentó que hasta la fecha "vivimos en la avenida de El Cairo". Satisfecha por comprobar la distribución de su piso -con dos dormitorios-, la joven avanzó que no será hasta que pasen las vacaciones de Navidad cuando comience con su pareja una nueva vida en este piso, ya que "ahora tenemos que comprar los muebles".

La inversión que ha hecho la Junta en esta promoción de La Fuensanta asciende a un millón de euros, según indicó la consejera. "Junto a la rehabilitación y la autoconstrucción, el alquiler social es una de las prioridades de la Consejería de Fomento y Vivienda para devolver a la vivienda su verdadero valor como derecho y no como mercancía", afirmó Cortés, quien incidió en que "los poderes públicos deben ser los garantes de ese derecho". La consejera destacó también que el perfil de los inquilinos de esta promoción "responde claramente a las políticas de la Junta en defensa de la vivienda, ya que garantizamos a los más jóvenes el acceso a una vivienda en unos momentos difíciles".

1

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios